EFELa Habana

Cuba sumó 81 nuevas micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes), con lo que son hasta ahora 324 las solicitudes de esas empresas y cooperativas no agropecuarias aprobadas por el Ministerio de Economía y Planificación (MEP).

De las últimas mipymes que han recibido luz verde, 80 son privadas y una es de propiedad estatal, mientras otras dos son cooperativas no agropecuarias.

El 53 % de las actividades económicas a desarrollar por estos nuevos actores económicos están relacionadas con reconversiones de negocios preexistentes y el 47 % corresponde a nuevos emprendimientos, especificó el MEP.

Detalló que estas abarcan diversos sectores de impacto en el desarrollo socioeconómico del país como la producción de alimentos; las actividades manufactureras, como la fabricación de materiales de la construcción, de muebles, confecciones textiles, calzado, plásticos, así como productos de limpieza y aseo.

Además se dedican a actividades de programación informática; recuperación de materiales y reciclaje; y servicios técnicos, entre otras.

Luego de poco más de un mes del inicio de este proceso, de las 324 mipymes, 307 son privadas y 8 son estatales, mientras que 9 son cooperativas que se encuentran diseminadas por todas las 15 provincias del país.

Hay 22 que forman parte de proyectos de desarrollo local, 15 han realizado previamente operaciones de exportación y 4 están incubadas en el Parque Científico y Tecnológico de La Habana.

El Gobierno cubano aprobó en agosto 8 decretos-leyes con los que reconoce y amplía la gestión de las mipymes, las cooperativas no agropecuarias y el trabajo por cuenta propia (autónomo) como actores económicos.

Los cálculos oficiales prevén que estos actores económicos generen aproximadamente 4.468 nuevos empleos.

Las mipymes cubanas pueden tener propiedad estatal, privada o mixta; según las normativas que rigen su creación y funcionamiento son reconocidas como unidades económicas con personalidad jurídica y características propias que tienen como objeto desarrollar la producción de bienes y la prestación de servicios.

Pueden estar integradas por uno o más socios, se constituyen como sociedades mercantiles y se clasifican según el número de personas ocupadas como: micro empresa, con rango de una a 10 personas; pequeña empresa, de 11 a 35; y mediana empresa, de 36 a 100 personas.

Forman parte de los actores económicos reconocidos en el país junto con la empresa estatal socialista (el principal), las cooperativas no agropecuarias y el trabajo por cuenta propia (privado).