EFEMadrid

El consejo de TSB, la filial del Banco Sabadell en el Reno Unido, ha nombrado a Debbie Crosbie nueva consejera delegada de la entidad, según un comunicado remitido hoy.

Crosbie, que proviene del grupo bancario británico CYBG, donde ha trabajado más de veinte años, se unirá a TSB en 2019, aunque la fecha de incorporación no se ha detallado por el momento.

Hasta la incorporación de Crosbie, Richard Medding continuará en su cargo de presidente ejecutivo, antes de regresar a su posición anterior como presidente no ejecutivo de la entidad.

Fuentes del Banco Sabadell consultadas no han querido hacer más comentarios sobre el nombramiento y se han limitado a declarar que "Banco Sabadell ha estado directamente involucrado en este proceso de selección y que la nueva consejera delegada de TSB será ratificada en el próximo consejo que se celebrará el 29 de noviembre".

En una nota, Richard Medding ha explicado que cuando comenzaron la búsqueda de un nuevo consejero delegado, la entidad buscaba "a alguien que compartiera la visión de TSB, que tuviera una sólida trayectoria en servicios financieros y que inspirara a los socios a cumplir con el verdadero potencial del banco.

En esa búsqueda, Crosbie destacó, según ha añadido Medding, que ha destacado su más de dos décadas de experiencia y su estilo de liderazgo.

Asimismo, el nombramiento de Crosbie "es otro paso adelante" en la consecución de las prioridades marcadas por la entidad en septiembre, que son completar el trabajo de arreglar las cosas para los clientes, logrando la plena funcionalidad en todos los productos y servicios, además de designar al consejero delegado adecuado.

"TSB puede ahora mirar hacia adelante con renovada ambición", ha asegurado.

Por su parte, Crosbie ha declarado que conoce y admira a TSB desde hace muchos años y tiene un gran respeto por los valores que se han creado en el banco.

"He oído mucho sobre el equipo de TSB", y "juntos nuestro objetivo es asegurarse de que la entidad se convierte en el campeón para los consumidores en nuestra industria", ha añadido.

Crosbie ocupará el lugar de Paul Pester, quien dimitió el pasado septiembre tras siete años en el cargo y después de los problemas informáticos que sufrió TSB hace más de dos meses y que afectó a sus usuarios de banca electrónica.

Hace poco más de dos meses, la entidad tuvo que disculparse con sus clientes por los problemas electrónicos, cinco meses después de los sufridos debido al cambio de sus sistemas en línea de su anterior propietario, el Lloyds Banking Group.

En abril, unos 1,9 millones de clientes del TSB estuvieron varias semanas sin poder acceder a sus cuentas a través de la red.

Al presentar su dimisión, Pester destacó el éxito conseguido en los últimos años para crear un banco que presta atención a sus clientes y contando con otros nuevos procedentes de otras importantes entidades británicas.