EFEFráncfort (Alemania)

La compañía alemana de telecomunicaciones Deutsche Telekom obtuvo en 2020 un beneficio neto de 4.158 millones de euros, un 7,5 % más que un año antes, y superó los 100.000 millones de euros de facturación en el ejercicio.

"Este importante crecimiento se debió principalmente a la adquisición del competidor Sprint en Estados Unidos", indicó la multinacional germana, que precisó que el aumento de la facturación (101.000 millones de euros) fue del 25,4 % sobre los resultados del ejercicio precedente.

El resultado operativo bruto (Ebitda) subió en 2020 hasta 38.633 millones de euros, un incremento del 42,5 %; el beneficio neto ajustado aumentó un 15,5 por ciento interanual hasta los 5.700 millones de euros, mientras que el beneficio neto no ajustado aumentó un 7,5 por ciento hasta los 4.200 millones de euros.

El grupo de telecomunicaciones indicó que logró esos resultados "a pesar de los efectos negativos de la pandemia de coronavirus, que incluyeron menores ingresos por "roaming" (itinerancia) debido a las restricciones de viaje, cierres de tiendas e impedimentos comerciales con clientes corporativos".

El presidente de la compañía, Tim Höttges, dijo: "Hicimos historia en 2020. Agregamos un capítulo sustancial e importante a la historia de Deutsche Telekom".

Y agregó: "Cerramos un acuerdo innovador en los Estados Unidos, mejoramos nuestra posición en el mercado en Europa y, al mismo tiempo, hicimos una contribución importante a la gestión del impacto de la pandemia de coronavirus en nuestras redes estables".

En Alemania, la empresa incrementó su negocio de banda ancha y, entre octubre y diciembre, ganó 121.000 nuevos clientes en ese ámbito, "la cifra más alta registrada en muchos años. Al final del año, Telekom reportó 14,1 millones de clientes de banda ancha, 388.000 más que un año antes.

En Estados Unidos, la operación de Sprint hizo que los ingresos totales aumentaran en un 55 por ciento hasta los 70.100 millones de dólares.

T-Mobile US registró 1,7 millones de adiciones netas de clientes en el cuarto trimestre y, de ellos, 824.000 correspondieron a la telefonía pospago.

En el conjunto de Europa, 2020 "estuvo dominado por la pandemia de coronavirus para muchas empresas nacionales europeas", indicó la compañía, que precisó que el Ebitda ajustado en la región creció un 2,1 % en términos orgánicos hasta los 3.900 millones de euros.

La facturación en Europa, sin embargo, bajó un 2,2 % hasta los 11.335 millones de euros.

Deutsche Telekom detalló que solo en el cuarto trimestre, el número de clientes de contratos móviles aumentó en 219.000 y el número de clientes de banda ancha en 87.000.

El número de usuarios de paquetes de productos convergentes fijo-móvil en Europa aumentó en 248.000. Al final del año, la base de clientes era un 19,5 por ciento más grande que un año antes.

Precisó además que T-Mobile Netherlands es ahora el mayor operador de telefonía móvil de los Países Bajos en términos de número de clientes. Con la adquisición de Simpel, que se completó en diciembre, la compañía ahora tiene 6,8 millones de clientes móviles en ese país.

Deutsche Telekom agregó que espera que su Ebitda ajustado sea de alrededor de 37.000 millones de euros en 2021 y que el flujo de caja libre totalice unos 8.000 millones de euros.