EFEPalma

Un centenar de propietarios y empleados de bares y restaurantes de Mallorca se han manifestado este lunes por el centro de Palma para protestar por el cierre de sus locales debido a las restricciones sanitarias de la covid-19 y exigir la dimisión de la presidenta del Govern, Francina Armengol.

La protesta, que se ha desarrollado sin incidencias y con el control de las policías nacional y local, ha recorrido las principales calles de la capital balear hasta llegar a las puertas del Consolat de Mar, sede el Ejecutivo autonómico.

La manifestación la encabezaba una pancarta con el lema "Gobierno dimisión-Si yo no trabajo, tú no cobras", y los asistentes han defendido la reapertura inmediata y total de bares y restaurantes, cumpliendo las medidas de protección anti-covid.

La manifestación ha sido convocada por Resistencia Balear y es la cuarta que promueve esta entidad en Palma. En esta ocasión contaba con el permiso de la Delegación del Gobierno.

Este acto reivindicativo ha coincidido con el Día de las Islas Baleares. Mañana martes bares y restaurantes de Mallorca podrán abrir de nuevo sus terrazas al 50 % de su capacidad, pero no el interior, tras pasar Mallorca del nivel de alerta 4, el máximo, al 3. Hasta ahora solo podían repartir comidas para llevar.

El líder de la Resistencia Balear, Víctor Sánchez, ha declarado a los medios que solo el 15 % de los bares y restaurantes de la isla tienen terraza, por lo que continuar 15 ó 30 días más sin abrir el interior supone un gran perjuicio para el sector.

"Pedimos abrir ya: la gente se siguen muriendo de hambre, ya no podemos aguantar más", ha asegurado.

La protesta ha transcurrido sin incidentes y ha contado con la presencia de un grupo de cinco personas que han cantado el "Cara al Sol", el himno de la Legión española y han realizado el saludo fascista. Uno de ellos llevaba una bandera del régimen franquista.

Alberto Jareño, portavoz de Resistencia Balear, se ha desvinculado de este grupo y ha defendido el derecho de los manifestantes a mostrar la enseña constitucional española y la de las Islas Baleares.

Los asistentes han podido dejar su firma en la parte posterior de la pancarta y algunas de la frase estampadas han sido: "Armengol vete ya", "No te quiere ni Sánchez-Castejón", "Viva la Resistencia", "Basta ya", "Hasta aquí" o "Siempre juntos".