EFEMadrid

El secretario de Estado de Economía, Iñigo Fernández de Mesa, ha asegurado que la caída de los precios del petróleo hará que la inflación siga en tasas negativas todo el año, aunque se irán reduciendo a partir del segundo semestre.

En rueda de prensa, Fernández de Mesa ha afirmado que la caída de la tasa interanual del IPC hasta el -1 % en 2014 se debe fundamentalmente a los componentes volátiles, en concreto a la "importante reducción" de los precios de los carburantes y combustibles.

Al respecto, ha dicho que es difícil establecer una previsión sobre la evolución del precio del crudo en los próximos meses, pero se ha mostrado convencido de que "no veremos los precios tan elevados de 2014".

Ha recordado que la mayoría de los analistas coinciden en que esta caída viene por el lado de la oferta, con lo que podría tener un efecto positivo en el crecimiento de la economía española.

Fernández de Mesa ha estimado que la inflación registrará tasas "menos negativas según pasen los meses" y ha considerado que en la primera parte del año las bajadas del IPC serán mayores que en el segundo semestre.

Asimismo, ha dicho que excluyendo el precio de los combustibles, la inflación subyacente ha aumentado y mantiene la estabilidad de hace más de un año, al mismo tiempo que ha incidido en que la contención de precios unida a la creación de empleo y a la reforma fiscal hará mejorar las rentas de los hogares y el consumo.

El diferencial favorable de la inflación española respecto a la zona euro contribuirá también a aumentar la competitividad, ha dicho, tras afirmar que España seguirá creando empleo gracias al dinamismo del sector exterior y a la demanda interna.

"La demanda interna seguirá siendo un factor importante para crecer en 2015", ha dicho, al mismo tiempo que ha recordado que todos los componentes de la demanda, tanto el consumo privado, como la inversión en bienes de equipo y en construcción, crecerán.