EFENueva York

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, aplaudió este martes la decisión de Francia de suspender su tasación a los gigantes digitales y advirtió a Reino Unido e Italia de que si no hacen lo mismo se enfrentarán a una tanda de aranceles del Gobierno de Donald Trump.

En una entrevista con The Wall Street Journal en los márgenes del foro de Davos (Suiza), Mnuchin dijo que el pacto que alcanzaron ayer lunes Francia y EE.UU. para continuar las discusiones sobre la denominada tasa GAFA (acrónimo de Google, Apple, Facebook y Amazon) y evitar así nuevos aranceles es "el principio de una solución".

La tasa GAFA, anunciada el año pasado por el Ejecutivo de Emmanuel Macron, es un impuesto a los gigantes de internet que busca que esas tecnológicas estadounidenses y las multinacionales cuyos ingresos anuales superan los 750 millones de euros a nivel mundial paguen un 3 % de su facturación en los países en los que operan.

En represalia, EE.UU. anunció en diciembre que impondría aranceles por valor de 2.400 millones de dólares por valor de hasta el 100 % sobre ciertos productos franceses, pero esa imposición ha quedado aplazada a finales de año después de que Emmnuel Macron y Donald Trump alcanzaran una tregua este domingo.

"Vamos a trabajar juntos un buen acuerdo para evitar todo aumento de aranceles", dijo el jefe de Estado francés este lunes en Twitter sobre la conversación que mantuvieron y que, según dijeron funcionarios de ambos países al WSJ, incluyó "otros asuntos bilaterales".

Francia llegó a implementar la tasa que ahora ha suspendido, pero varios países europeos han aprobado impuestos similares y planean imponerlos este mismo año, como Italia y Reino Unido, a los que se refirió el secretario del Tesoro estadounidense.

"Si no (los suspenden), se enfrentarán a los aranceles del presidente Trump. Vamos a tener conversaciones similares con ellos", declaró Mnuchin al respecto.

El pasado 7 de enero, Estados Unidos y Francia se dieron 15 días para alcanzar un pacto y permitir que el trabajo sobre el impuesto a los gigantes de internet continuara en el seno de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).