EFEMadrid

La tasa de ahorro de los hogares alcanzó el 14,8 % de su renta disponible en 2020, la más elevada para un cierre de año desde que comenzó la serie estadística en 1995, como consecuencia de las restricciones de movilidad asociadas a la pandemia y por la incertidumbre respecto a sus efectos económicos.

La tasa supone un incremento de 8,5 puntos respecto a la de 2019, según los datos publicados este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que reflejan que el ahorro fue consecuencia fundamentalmente del menor gasto en consumo.

La vicedecana de Planificación Estratégica y Administración de EAE Business School y profesora de Finanzas, Cristina Tomàs, destaca a EFE que en términos globales los hogares españoles han gastado menos de lo que han ingresado, a pesar de la reducción de la renta disponible de las familias.

"El confinamiento y los cierres perimetrales, que han reducido los viajes y las salidas de ocio, han provocado este aumento promedio espectacular del ahorro", señala la profesora.

En 2020 el ahorro aumentó un 126,6 %, hasta 108.844 millones, mientras que la renta disponible de los hogares disminuyó el 3,3 %, hasta 739.585 millones, y el gasto en consumo cayó un 12 %, hasta 628.198 millones.

"Los españoles nos estamos preparando ante un escenario que prevemos difícil. Estamos guardando parte de lo que disponemos para afrontar los retos del post-covid", explica el profesor de OBS Business School Eduardo Irastorza, que añade el factor de la incertidumbre.

"Ese ahorro ralentiza la economía porque se reduce el consumo y al reducirse el consumo, las empresas sufren (...) El ahorro es positivo, pero en exceso puede llevar a una detención del ciclo económico", añade el profesor.

A su juicio, son necesarias señales de confianza y planes concretos que promuevan el optimismo respecto al escenario post-pandemia.

SE MULTIPLICA LA CAPACIDAD DE FINANCIACIÓN DE LOS HOGARES

El ahorro de los hogares en 2020 fue suficiente para financiar su inversión, que además cayó el 16 %, hasta 35.680 millones.

De esta manera, los hogares multiplicaron su capacidad de financiación en 2020 hasta 72.989 millones de euros, una cifra más de veinte veces superior (2.231,9 %) a la de 2019.

En el cuarto trimestre la tasa de ahorro de los hogares se moderó al 10,6 % de su renta disponible (corregidos los efectos estacionales y de calendario), 1,9 puntos inferior a la registrada el trimestre anterior (12,5 %).

La tasa de ahorro comenzó el año repuntando al 10,5 % como consecuencia del estallido de la pandemia en marzo y se disparó en el segundo trimestre al 25,7 % coincidiendo con los meses de confinamiento estricto y de mayor incertidumbre respecto a la evolución económica.

En el conjunto de 2020 la renta nacional disponible cayó un 9,8 %, hasta 1.112.371 millones.

Las Administraciones Públicas cerraron el año con una necesidad de financiación de 123.072 millones, frente a los 35.637 millones de 2019.

Por el contrario, las instituciones financieras aumentaron su capacidad de financiación un 21,2 %, hasta 35.546 millones, en tanto que las empresas disminuyeron la suya un 20,3 %, hasta 26.958 millones.