EFEMadrid

El BBVA ha planteado este jueves a los sindicatos reubicar dentro del grupo a 350 empleados de los cerca de 3.800 afectados por el plan de ajuste con el que pretende reducir su plantilla, según han informado a Efe fuentes de la negociación.

De esa forma, los 3.798 despidos planteados inicialmente quedarían exactamente en 3.448, el 11,7 % de una plantilla de 29.330 empleados en España, ya que 350 trabajadores de BBVA dejarían las oficinas para asumir puestos de gestión remota.

Si se excluyen los empleados de distintas sociedades que no se verán afectados por los despidos, la cifra de trabajadores de BBVA en España queda en unos 23.300, con lo que las 3.448 salidas ahora propuestas serían el 14,8 % de la plantilla.

Para hacer los ajustes el banco propone movilidad geográfica sin retribuir hasta 150 kilómetros, y retribuidas a partir de esa distancia con un complemento de 3.000 euros anuales por un periodo de 3 años.

CCOO considera "totalmente insuficiente" que la cifra de casi 3.800 despidos sólo pueda verse rebajada con las 350 reubicaciones planteadas y para reducir la cifra propone, entre otras opciones, que se tengan en cuenta las salidas vegetativas que ha habido desde que empezó el año y las que habrá hasta finales de 2022, así como los puestos cubiertos con eventuales o agencias de trabajo temporal.

Además, aboga por que el resto de las salidas sean voluntarias y mediante prejubilaciones.

El sindicato afea que BBVA siga sin aportar "ni un solo detalle más" de las condiciones económicas que pretenden ofrecer al resto de personas que propone despedir.

La reubicación de 350 trabajadores expuesta este jueves por el banco se une al plan anunciado esta misma semana para recolocar en empresas fuera del grupo al 100 % de los afectados por los despidos de BBVA que quisieran seguir trabajando.

Con ese objetivo el banco contrató a grupo Randstad para que en un plazo de un año, ampliable a 30 meses, ofrezca un contrato indefinido fuera del banco a los empleados que quieren seguir trabajando, salvo que se trate de autoempleo.

Desde el banco trasladan que la negociación del ajuste de plantilla continuará y se buscarán conjuntamente fórmulas que permitan minimizar el impacto en el empleo.

BBVA reitera que aborda este proceso con actitud dialogante, con el compromiso de guiarse por criterios de objetividad y con la voluntad de llegar al mejor acuerdo posible para todos.