EFEFráncfort (Alemania)

El Banco Central Europeo (BCE) ha adjudicado este jueves el récord de 1,308 billones de euros a 742 bancos de la zona del euro a tres años, en la cuarta de las operaciones de financiación a plazo más largo con objetivo específico, para que presten a las empresas y hogares.

La demanda de liquidez se ha disparado después de que el BCE mejorara las condiciones y permita a los bancos ganar dinero prácticamente sólo con pedir prestado.

Los bancos pueden lograr los préstamos al menos 1 %, por lo que el BCE les da dinero si prestan suficiente a la economía real, durante un año, hasta junio de 2021.

Si no dan muchos préstamos a las empresas y hogares, pueden conseguir la liquidez al menos 0,50 %, porcentaje al que está la tasa de depósito, de modo que el BCE compensa lo que les cobra por el exceso de reservas, por aparcar el dinero en la entidad.

En la subasta anterior de este tipo 114 bancos pidieron 114.979 millones de euros al BCE.

La cantidad adjudicada hoy supone un récord de inyección de liquidez en una operación de refinanciación del BCE, aunque toda la liquidez no es nueva sino, que son refinanciaciones de préstamos anteriores que vencen el 24 de junio a condiciones mucho mejores.

Hasta hoy el máximo que el BCE había inyectado de una vez en el sistema fue 529.000 millones de euros en 2012.

La operación de hoy será liquidada el 24 de junio y vence el 28 de junio de 2023, pero lo bancos podrán devolver préstamos al BCE en septiembre de 2021.

El enorme volumen de liquidez que el BCE va a inyectar ahora en el mercado podría ser empleado por muchos bancos para aparcar liquidez o realizar "carry trades", operaciones en las que se financian en una divisa a un tipo de interés más bajo e invierten en otra que da más rendimientos.

También pueden usar el dinero para comprar bonos soberanos de sus países, especialmente en la periferia de la zona del euro, de modo que bajaría su rentabilidad y ayudarían a financiarse a los gobiernos que han tenido que incrementar su gasto y endeudamiento para hacer frente a la crisis por la pandemia de COVID-19.

Algunos analistas prevén que los bancos seguirán dando préstamos a las empresa y hogares y apoyarán a la economía real, que es lo que quiere el BCE.

El BCE cifra el exceso de liquidez en el sistema bancario en 1,956 billones de euros, del 18 de marzo al 5 de mayo, por las inyecciones de liquidez y las compras de deuda que ha acometido para afrontar los efectos de la pandemia de COVID-19.

Esta cifra supone 205.000 millones de euros más que en el periodo de referencia anterior, desde el 29 de enero al 17 de marzo de 2020, según datos del boletín económico, publicado este jueves.