EFESao Paulo

Telefónica Brasil, filial de la multinacional española, obtuvo en el primer semestre de 2021 un beneficio neto de 2.287 millones de reales (unos 442 millones de dólares), un valor en un 0,9 % superior al registrado en el mismo periodo del año anterior, informó este martes la compañía.

El resultado de los seis primeros meses del año se vio impulsado por el buen desempeño en el segundo trimestre, cuando el beneficio fue de 1.345 millones de reales (unos 260 millones de dólares), lo que supone un salto del 20,9 % frente al del mismo período de 2020.

Ello gracias a "la combinación de inversiones en tecnologías más avanzadas", como fibra y servicio móvil, "aliada a las ofertas de nuevos productos y servicios digitales", según explicó la empresa en un comunicado enviado al mercado.

Igualmente influyó en el resultado la tímida recuperación económica que vive Brasil este año tras el desplome del 4,1 % que sufrió su PIB en 2020 por los efectos de la pandemia del coronavirus.

"Con la gradual retomada económica del país, sumado a nuestra estrategia enfocada en las mejores tecnologías de conexión móvil y fija, conseguimos logros expresivos en ingresos y lucro en el trimestre", afirmó el presidente de Telefónica Brasil, Christian Gebara, citado en un comunicado.

Entre enero y junio, el Ebitda recurrente -las ganancias contabilizadas antes del pago de intereses, impuestos, depreciación y amortización- fue de 8.691 millones de reales (unos 1.681 millones de dólares), una subida de un 1,7 % en la comparación interanual.

Asimismo, Telefónica Brasil obtuvo en el primer semestre unos ingresos operacionales netos de 21.498 millones de reales (unos 4.158 millones de dólares), con un leve aumento del 1,7 % frente a los seis primeros meses de 2020.

Los ingresos de la compañía en el segundo trimestre sumaron 10.649 millones de reales (unos 2.060 millones de dólares), un 3,2 % más que lo registrado entre abril y junio del año pasado, mientras que el Ebtida se situó en 4.226 millones de reales (817 millones de dólares), un ascenso del 3,0 % frente a igual trimestre de 2020.

Para el responsable financiero de Telefónica Brasil, David Melcon, las cifras obedecen al "robusto" desempeño operacional y "la constante transformación de la mezcla de ingresos y el estricto control de gastos".

En cuanto a las inversiones, la filial brasileña de Telefónica desembolsó 4.194 millones de reales (unos 811 millones de dólares) en el primer semestre del año, con un crecimiento del 18 % en la comparación interanual, de los cuales 2.251 millones de reales (434 millones de dólares) fueron invertidos en el segundo trimestre, lo que supone un alza del 17,9 % frente a abril-junio de 2020.

"El aumento de las inversiones fue orientado para reforzar nuestra red móvil y para la expansión de la red de fibra, garantizando una mayor disponibilidad de los servicios de Vivo (la marca con la que opera Telefónica en Brasil)", destacó la compañía en el reporte.

En ese sentido, Malcon recalcó que Telefónica Brasil "se prepara" para afrentar los "desafíos de nuevas inversiones y la incorporación de los activos de Oi móvil", adquiridos en una oferta conjunta presentada al lado de las subsidiarias en Brasil de la italiana TIM y de la mexicana América Móvil.

A finales de junio la deuda bruta de Telefónica Brasil era de 1.819 millones de reales (unos 351 millones de dólares), por debajo de los 4.538 millones de reales (unos 877 millones de dólares) del mismo mes de 2020.