EFEMadrid

El comercio de segunda mano online registró en España un pronunciado avance y llegó a facturar 110 millones de euros en 2020, sin contar con el sector automovilístico, lo que supone un incremento de casi un 25 % respecto de 2019.

Según apunta la Confederación Española de Comercio (CEC), la moda y el equipamiento del hogar son los sectores que más facturan en el comercio online de productos usados, seguido de los aparatos electrónicos.

La CEC señala que este avance es incluso superior al registrado por el conjunto del comercio electrónico, que en 2020, con la irrupción de la covid-19 en marzo y los consiguientes estados de alarma, restricciones a la movilidad y límites de aforo en los establecimientos, también creció a un ritmo de dos dígitos, como alternativa para quienes no podían o no querían visitar físicamente las tiendas.

Desde la CEC explican que en el caso del comercio electrónico de productos de segunda mano, el aumento fue mayor porque partía de cifras más bajas.

Así, este tipo de comercio "está en pleno crecimiento", han detallado igualmente fuentes del portal de comercio online Wallapop, especializado en la comercialización de productos de segunda mano, que se remite a un estudio de la consultora Boston Consulting Group para afirmar que "este sector crecerá entre un 15 % y un 20 % anual en el mundo hasta 2026".

Esa consultora sostiene que "el 62 % de los consumidores compraría más a las marcas de moda que se asocian con empresas de segunda mano", por lo que recomienda que las compañías exploren otras alternativas, como vender ellas mismas productos usados o desarrollar sus propias plataformas de compraventa.

El ritmo de avance de las ventas de productos de segunda mano ha variado dependiendo del dispositivo: a través del teléfono móvil han crecido por encima del 40 % en el último año, mientras que desde el ordenador han subido entre un 20 y un 25 %, y mediante tableta electrónica no ha habido apenas cambios en el último año.

CONCIENCIACIÓN, CRISIS Y PÉRDIDA DEL ESTIGMA

Los motivos por los que han aumentado las operaciones en el mercado de segunda mano online son la progresiva pérdida del estigma que suponía adquirir productos usados, la creciente preocupación por la sostenibilidad (los consumidores buscan alternativas más respetuosas con el medioambiente) y la accesibilidad a productos a un menor precio.

En este sentido, "la crisis económica de alguna forma dinamiza este mercado. Al final, por desgracia, existen muchas familias cuya situación económica empeora e intentan recuperar parte de la inversión económica realizada", explica la directora de marketing de Milanuncios, Magalí Rey.

Ante el acelerado auge del comercio en línea, tanto de productos de segunda mano como nuevos, desde la CEC reclaman que las plataformas online y las tiendas físicas cumplan y operen en igualdad de condiciones, lo que implica tributar en España y cumplir las normativas.

"Amazon, por ejemplo, es una empresa que no tributa en España", ha recordado el portavoz de CEC, Carlos Moreno-Figueroa, en declaraciones a Efe.

AUGE DE LAS APLICACIONES MÓVILES

Gran parte del avance del comercio electrónico de segunda mano ha llegado de la mano de las aplicaciones móviles, ya que "hemos visto más la televisión este año porque hemos estado más en casa y los anuncios (de las plataformas de comercio online) se han visto mucho más", según ha detallado Moreno-Figueroa.

Un ejemplo ha sido la plataforma española Wallapop, con 15 millones de usuarios en este país, que ha terminado 2020 con un crecimiento de más del 50 % en sus ingresos.

Además, ha cerrado una ronda de financiación de 157 millones de euros, lo que ha elevado la valoración de la compañía a 690 millones, según sus propias cifras.

Uno de los más veteranos en el sector de la segunda mano en España es el portal web Milanuncios, fundado en 2005 y que dice contar con 22 millones de usuarios al mes, que realizan al día cerca de 3 millones de visitas y publican unos 65.000 anuncios nuevos a diario.

Siempre según los datos facilitados por la compañía, durante los primeros seis meses del año pasado sirvió de plataforma para la gestión de transacciones por un valor conjunto de 2 billones de euros y durante todo el año de la pandemia vieron crecer su negocio en torno a un 2 %.

"Al vender de todo, hay productos de 10 euros, como unas gafas de sol, y otros de mucho más valor, como puede ser un coche o una vivienda", ha explicado la directora de marketing de Milanuncios.