EFEMadrid

El Pleno del Congreso apoyará mayoritariamente esta semana la proposición de Ley presentada por JxCAT para sancionar con multas la morosidad en las operaciones comerciales y para establecer una nueva Ley que frene la competencia desleal.

La iniciativa, que ya fue debatida en la XII Legislatura aunque decayó ante las elecciones generales y la disolución de las Cortes, cuenta con el respaldo de Unidas Podemos, ERC y Ciudadanos, entre otras formaciones, mientras que el PP también podría apoyarla, y el PSOE y el PNV no se muestran en contra.

Así lo han confirmado a EFE fuentes parlamentarias que también destacan que la propuesta de Ley será, no obstante, modificada en el trámite de enmiendas.

La proposición establece medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales, con el fin de regular un régimen de infracciones y sanciones que contemple multas de entre 6.000 euros y un millón de euros.

Además incluye un cambio en la Ley del IVA, concretamente para que los empresarios puedan reducir de su base imponible el IVA anticipado por facturas que finalmente resulten total o parcialmente incobrables y reduce el tiempo que ha de transcurrir para que una factura no abonada en fecha adquiera dicha condición de incobrable, establecido actualmente en seis meses.

Este aspecto es precisamente donde el PSOE pudiera poner más obstáculos, ya que el Ejecutivo estima que estas medidas pueden suponer una minoración del IVA devengado para el empresario o profesional que realiza la rectificación, y el nacimiento de una deuda con la Hacienda Pública que supondría en primer término una reducción de ingresos para las arcas del Estado.

Sin embargo, la mayoría de los partidos está de acuerdo con aprobar sanciones que disuadan a las empresas a pagar fuera del plazo legal establecido, que entre empresas es de 60 días.

El portavoz económico de JxCAT en el Congreso, Ferran Bel, ha insistido a EFE en que no se trata de aumentar la recaudación con las multas sino de que las empresas puedan tener liquidez precisamente en estos tiempos de crisis económica.

"Si las empresas pudieran cobrar al día no serían necesarios tantos avales del Estado", ha indicado al tiempo que ha señalado que la morosidad entre empresas cuando una de ellas es del IBEX 35 llega a los 169 días de cobro.

Otros aspectos que recoge la iniciativa son la creación de un observatorio de la morosidad y la modificación de la ley de ordenación del comercio minorista, con la finalidad de limitar los plazos de pago mediante pacto.