EFEMadrid

El Pleno del Congreso ha validado los tres reales decretos-ley de medidas económicas con ayudas a empresas, trabajadores y familias que pretenden paliar el impacto negativo de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus en la economía, aunque la mayoría de los partidos las ven insuficientes.

La mayoría de los partidos políticos, entre ellos PSOE, PP, UP, Cs, ERC, JxCAT, PNV, Compromís, Más País o Foro Asturias, han apoyado los tres decretos leyes que ha defendido la vicepresidenta de Asuntos Económicos y Economía Digital, Nadia Calviño, para que se adopten medidas "urgentes de estabilización" y para que una vez superado el COVID-19 la recuperación de la economía sea rápida.

Sin embargo el último decreto ley sobre medidas económicas y sociales será tramitado como proyecto de Ley por el procedimiento de urgencia y recibirá enmiendas, pese a que ya está en vigor.

A este último decreto VOX ha votado en contra toda vez que incluye una disposición que garantiza al vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, su presencia en la comisión de seguimiento del Centro Nacional de Inteligencia (CNI).

En la votación para que este decreto se tramite como proyecto de Ley ha recibido 179 votos a favor y 164 votos en contra con lo que se tramitará con enmiendas aunque por la vía de urgencia y el procedimiento será más corto de los tres meses habituales.

Por otra parte, los dos primeros decretos económicos han sido convalidados definitivamente por 342 votos a favor, 2 en contra y 6 abstenciones, así como por 341 votos a favor, 3 en contra y 6 abstenciones, respectivamente.

"Se tratar de minimizar el riesgo de que la ralentización económica tenga un impacto estructural, sobre todo en términos de empleo y suponga un lastre para la recuperación", ha dicho Calviño que ha insistido en que esta crisis es "excepcional y transitoria".

Sin embargo casi todos los partidos políticos han urgido más medidas para los autónomos, para las empleadas del hogar que se han quedado sin ingresos o para los que no pueden pagar el alquiler, además de que el PP y VOX (que ha votado a favor de dos decretos y se ha abstenido en el último) han pedido rebajas de impuestos y no acometer la reforma fiscal que se contemplaba en los próximos Presupuestos Generales.

Casi todos han reclamado ir más allá y así, desde Unidas Podemos que ha pedido medidas de alquiler y profundizar en el apoyo a los autónomos o ERC que ha pedido una renta de confinamiento, una modificación de la regla de gasto o de la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Más País que ha solicitado un Plan Marshall de inversión hasta la CUP, EH Bildu o BNG, que han coincidido en reclamar "nuevos impuestos de emergencia" a las grandes fortunas.

El PNV ha considerado que se han dado "pasos en la buena dirección" y Ciudadanos ha reclamado más apoyo a los autónomos.

En este sentido, Calviño ha reiterado que en las próximas semanas se aprobarán medidas económicas complementarias y ha citado expresamente una ayuda para las personas que no puedan hacer frente al alquiler.

"El Ejecutivo está trabajado para dar una solución a quienes se encuentran con dificultades para pagar su alquiler, teniendo en cuenta las especificidades de un mercado en el que operan entidades públicas, grandes tenedores de vivienda, otros profesionales y también personas que dependen de esta renta para poder abordar sus gastos mensuales", ha dicho sin mencionar si se tratará de una exoneración temporal del pago.

La ministra ha repasado todas las medidas aprobadas en poco más de una semana por el Gobierno, tanto a empresas, como a los sectores más afectados o a los autónomos y ha destacado que son "iniciativas muy relevantes y muy potentes, que se podrán ver complementadas por nuevas medidas en función de las necesidades que vayamos detectando en nuestro seguimiento continuo de la situación".

No obstante, Calviño ha pedido remar "unidos" y "lealtad y responsabilidad" de todas las administraciones ya que "todos debemos estar a la altura de estas circunstancias históricas".

"De las decisiones que tomemos ahora, de la responsabilidad con la que seamos capaces de actuar dependerá en gran medida que la recuperación tras este duro periodo sea rápida y eficaz", ha incidido tras insistir en que "seguiremos actuando cuando sea necesario, donde sea necesario y haciendo lo que sea necesario para atajar la crisis sanitaria, proteger a los ciudadanos y garantizar que la economía mantiene una base sólida".

Ha avisado de que "la perturbación conjunta de demanda y oferta para la economía española afectará a los ingresos de las empresas y autónomos y "podrían derivar en una pérdida de empleo significativa".