EFEMadrid

El Corte Inglés facturó en su primer trimestre fiscal (marzo-mayo) 2.511 millones de euros, un 50,2 % más que un año antes, justo cuando se decretó un confinamiento general en España para detener la primera ola de la pandemia de covid-19.

Según ha anunciado este lunes la compañía en un comunicado, en el que no ofrece datos sobre su resultado neto, El Corte Inglés detalla que su beneficio bruto de explotación (ebitda) se situó en 81 millones, frente a la cifra negativa de 195 millones acumulada en el mismo periodo de 2020.

Las ventas online de El Corte Inglés en este primer trimestre fiscal -periodo también condicionado por las restricciones y la falta de turismo- crecieron un 119 % si se compara con el mismo periodo de 2019, antes de la pandemia, y suponen ya un 12,84 % del total, frente al 5,3 % de entonces.

Por líneas de actividad, la cifra de negocio de retail (grandes almacenes, supermercados, espacios gourmet o Sfera) mejoró un 47,8 % en el primer trimestre con respecto al mismo periodo de 2020, aunque el grupo no ha facilitado tampoco el importe.

Tampoco ofrece el dato del ebitda del negocio de retail y, aunque dice que se incrementó en 254 millones respecto al primer trimestre fiscal de 2020, el montante final no se puede calcular porque en su día no difundió ese dato.

Fuera del retail, el área de seguros tuvo unas ventas de 54 millones en el primer trimestre, una cifra que se mantiene "estable" con respecto a un año antes, del que tampoco se ha facilitado la cifra exacta.

En el ámbito de viajes -en el que está en pleno proceso de integración con Logitravel-, la compañía tampoco ha hecho público los datos y se limita a apuntar que "todavía se ve afectado por las restricciones de movilidad, aunque los esfuerzos y medidas implementadas han supuesto una mejora del ebitda".

Ante estas cifras, el grupo, que también ha anunciado recientemente la compra de la cadena de supermercados Sánchez Romero, defiende que ha logrado en su primer trimestre de 2021 "una fuerte recuperación tras el año del dovid, lo que le sitúa en niveles cercanos a los conseguidos en 2019, excluyendo la división de viajes y el impacto que el turismo tiene en el retail".

De cara al resto del año, el grupo prevé "mantener el crecimiento en todos sus parámetros fundamentales, tanto por las medidas adoptadas como por la recuperación del consumo".

Los accionistas de El Corte Inglés aprobaron la semana pasada la nueva hoja de ruta para el periodo de 2021-2026, con el objetivo de recuperar en el corto plazo la senda de los beneficios al doblar el ebitda en ese periodo y reducir en un 60 % la deuda del grupo.

Recientemente el grupo también ha lanzado Sweno Comunicación (una nueva línea de negocio que ofrece servicios de voz, fibra y datos) y Sweno Energía (que actuará como comercializadora de electricidad y gas), así como SICOR Alarmas.