EFEMadrid

El coste laboral de las empresas creció el 2,4 % en el segundo trimestre respecto al mismo periodo de 2018, hasta 2.664,55 euros por trabajador y mes, lo que supone el mayor aumento en casi una década y lleva al indicador a sumar ocho trimestres al alza.

El incremento es consecuencia de la subida de los costes salariales y de las cotizaciones sociales, después de que en enero de 2019 el salario mínimo y las bases de cotización se incrementaran un 22,3 %.

Según la encuesta trimestral del coste laboral (ETCL) que publica este martes el Instituto Nacional de Estadística (INE), el coste salarial aumentó el 2,1 %, el mayor crecimiento desde el cuarto trimestre de 2013, con una ganancia media por trabajador de 1.992,18 euros brutos mensuales.

Los otros costes, entre los que se encuentran las cotizaciones a la Seguridad Social, se incrementaron un 3,4 %, hasta 672,37 euros.

Las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social crecieron un 3,9 %, hasta 618,87 euros por trabajador, en tanto que las percepciones no salariales disminuyeron un 1,6 % por las menores indemnizaciones por despido.

El coste laboral por hora efectiva subió un 5,9 %, como consecuencia del menor número de horas trabajadas, debido a que la Semana Santa tuvo lugar este año en el segundo trimestre, mientras que en 2018 cayó en el primero.

De acuerdo con la encuesta, en el segundo trimestre había 107.531 vacantes de empleo en España -nueve de cada diez en el sector servicios-, la cifra más elevada desde que el INE empezó a publicar esta información en 2013.

La jornada semanal media pactada, considerando conjuntamente tiempo completo y tiempo parcial, fue de 34,2 horas en el segundo trimestre, de las que se pierden 4,4 horas a la semana, la mayoría (2,7 horas) por vacaciones y fiestas disfrutadas.

Por sectores económicos, los servicios registraron el mayor aumento (2,7 %) del coste laboral, por el crecimiento de salarios y cotizaciones, mientras que en la construcción y la industria se incrementaron el 1,5 y el 1,8 %, respectivamente.

Por secciones de actividad, los mayores crecimientos del coste laboral se dieron en las actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento, actividades inmobiliarias y educación, en tanto que disminuyó en las actividades financieras y de seguros, y en las industrias extractivas.

El coste laboral en Madrid y País Vasco supera en más de 350 euros la media nacional, mientras que en Extremadura y Canarias es inferior a la media en la misma cantidad.

En todas las autonomías subió el coste laboral en el segundo trimestre, si bien los mayores crecimientos se produjeron en Cantabria y Galicia (4,3 % en ambas), mientras que los menores aumentos se dieron en Baleares y Navarra (1 % en ambas).