EFEWashington

El déficit de Estados Unidos en su comercio exterior de bienes y servicios creció un 6,7 % en junio, alimentado por la demanda de productos importados, y llegó a la cifra sin precedentes de 75.700 millones de dólares, informó hoy la Oficina de Análisis Económico del Gobierno (BEA, en inglés).

En los primeros seis meses de este año el déficit comercial de EE.UU. ha llegado a 428.600 millones de dólares, un 46,4 % por encima del saldo negativo en el período similar de 2020, cuando la demanda de los consumidores se redujo por la pandemia de la covid-19.

La mayoría de los analistas había calculado que el déficit en junio sería de unos 74.100 millones de dólares.

El valor de las importaciones creció en junio un 2,1 %, llegando al número sin precedentes de 283.400 millones de dólares, con aumentos en las compras al exterior de suministros y materiales industriales, formas de metal acabadas, hierro y acero y químicos orgánicos.

El crecimiento de las importaciones es otro indicio de que hacia la mitad del año la demanda interna en Estados Unidos se ha ido consolidando en su recuperación, después del impacto de la pandemia de la covid-19.

En junio, el valor de las exportaciones estadounidenses subió un 0,6 %, hasta 207.700 millones de dólares, la cifra más alta desde diciembre de 2019, reflejo de la reactivación de la economía global.

Estados Unidos incrementó en ese mes sus ventas al exterior de suministros y materiales industriales, incluido el petróleo crudo, mientras que descendieron las de alimentos, comida para el ganado y las bebidas.

Los billonarios paquetes de estímulo económicos aprobados por el Congreso y promulgados por el presidente Joe Biden y su antecesor Donald Trump (2017-2021) han sostenido y alentado el entusiasmo de los consumidores en la compra de bienes importados.

Algunos analistas señalaron que el dato divulgado hoy por BEA cubre un período anterior al brote de la variante delta del coronavirus, que se propaga rápidamente en EE.UU.

A finales de junio, los casos de covid-19 se mantenían bajos y tanto los Gobiernos como el sector privado preveían una pronta terminación de las restricciones y un retorno a la producción, el comercio, la educación y el esparcimiento a los niveles anteriores de la pandemia.

"La pandemia global y la recuperación económica han continuado afectando el comercio internacional", indicó BEA. "Los efectos económicos plenos de la pandemia no pueden cuantificarse en las estadísticas porque esos impactos están, en general, incorporados en los datos y no pueden identificarse por separado".

En el comercio de bienes con China el déficit de junio fue de 27.844 millones de dólares, después de uno de 26.321 millones en mayo, y ha acumulado 158.548 millones de dólares en los primeros seis meses del año.

El déficit en el intercambio de bienes con la Unión Europea subió de 17.599 millones de dólares en mayo a 20.057 millones de dólares en junio, para un total de 106.207 millones de dólares de enero a junio.

En el comercio de bienes con México, el déficit pasó de 8.571 millones de dólares en mayo a 8.890 millones de dólares en junio, y suma 52.910 millones de dólares en el primer semestre.

El déficit de EE.UU. en su comercio de bienes con el resto de América Latina y el Caribe bajó de 4.358 millones de dólares en mayo a 4.205 millones en junio y suma 23.623 millones de dólares desde enero.

Jorge A. Bañales