EFEMadrid

El mercado laboral español empezó el verano marcando un nuevo récord con 20,3 millones de afiliados y recortando el paro en 42.409 personas, hasta cifras no vistas desde finales de 2008.

El mes de junio, tradicionalmente bueno para el empleo por el inicio de la campaña estival, generó 115.607 empleos, una cifra sólo superada en ese mismo mes del año 2005 -con la regularización extraordinaria de inmigrantes- y 2021 -con el fin del estado de alarma por la pandemia-.

El paro volvió a disminuir por sexto mes consecutivo hasta situarse en 2,88 millones, según los datos proporcionados este lunes por los ministerios de Inclusión y de Trabajo.

"Seguimos en la tendencia descendente, baja el paro y seguimos en un récord de contratos de carácter indefinido" con 783.595, casi la mitad de los 1,77 millones suscritos, ha dicho la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

En términos desestacionalizados, el empleo aumentó en 76.948 personas, hasta los 20,1 millones.

"Los datos de junio nos llevan a ser más optimistas", ha dejado claro el ministro de Inclusión, José Luis Escrivá, "son francamente buenos" pese a que la situación internacional es "complicada" y "demuestran que los planes de inversión y contratación de las empresas son positivos".

Por regímenes, el general ganó 105.711 afiliados en junio, pese a los descensos experimentados tanto en el sistema especial agrario (28.623 menos) como en el de empleadas del hogar (44 menos), mientras que el de autónomos sumó 8.006 cotizantes; el del mar, 1.885 y el del carbón, 5.

Por sectores de actividad, los mayores incrementos se registraron en la hostelería (49.337 personas más), el comercio (30.946), actividades administrativas y servicios auxiliares (24.057), actividades sanitarias y servicios sociales (21.585), industria manufacturera (11.196) y construcción (11.081).

BAJA EL PARO SOBRE TODO EN SERVICIOS Y AUMENTA EN AGRICULTURA

Respecto al paro, disminuyó principalmente en los servicios (41.017 personas), aunque también en la industria (7.148) y la construcción (4.981), mientras que aumentó en los de la agricultura (8.863) y entre aquellos que no habían trabajado con anterioridad (1.874).

En este sentido, el secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey, ha explicado que en la agricultura ha tenido un impacto la campaña de recogida de fruto rojo, que además tiene una incidencia especial en Andalucía, la única región que ha aumentado las listas del paro en 6.345 personas.

El número de mujeres en paro bajó en 17.167 personas hasta un total de 1.723.815 desempleadas, cifra que, pese a ser la más baja desde 2009, sigue siendo muy superior a la de 1.156.767 desempleados, tras haberse reducido en 25.242 hombres.

El desempleo de los jóvenes menores de 25 años sube ligeramente en el mes de junio en 1.289 personas.

Durante junio se suscribieron 1,77 millones de contratos laborales, de los que 783.595 fueron de carácter indefinido, cifra que representa casi a uno de cada dos rubricados y supone multiplicar por cinco la media de contratación fija habitual en este mes antes de que se aprobara la reforma laboral.

Los sindicatos CCOO y UGT han valorado la eficacia de la reforma laboral, con un elevado ritmo de creación de empleo y altas cotas de contratación indefinida, si bien han alertado de las consecuencias que puede tener la continuada subida de precios.

La patronal CEOE ha pedido extremar la cautela en un momento de "enorme incertidumbre a escala internacional" y dada la previsión de revisar "a la baja" el crecimiento económico.