EFEMadrid

El Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas (FASEE), gestionado por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi), cerrará su labor este jueves con 6.744,4 millones de euros sin gastar, el 67,4 % de su dotación inicial de 10.000 millones.

El Consejo de Ministros celebrado este lunes ha sido el último en el que inicialmente se podían autorizar las ayudas del fondo de rescate, puesto en marcha por el Gobierno el 3 de julio de 2020 para dar apoyo a empresas estratégicas solventes y viables a las que la pandemia de la covid-19 hubiera puesto en una situación difícil.

Su vigencia inicial hasta el 31 de diciembre de 2021 fue posteriormente ampliada en seis meses más, tras la prórroga aprobada por la Comisión Europea sobre las normas que permitían conceder ayudas estatales con motivo de la crisis sanitaria desatada en marzo de 2020.

En sus casi dos años de vida, el fondo ha concedido ayudas a 30 empresas, gran parte de ellas del sector de turismo y transportes, por más de 3.255,6 millones, un 32,6 % de los 10.000 con los que estaba dotado.

El rescate más elevado ha sido el de Celsa, de 550 millones, que ha obtenido luz verde del Consejo de Ministros este lunes, junto con otras cinco compañías: las ingenierías asturianas Isastur e Imasa, la cadena de clínicas dentales y medicina estética Vivanta, y las cadenas hoteleras Meeting Point y Blue Sea.

La primera ayuda fue concedida el 3 de noviembre de 2020, la única aprobada durante el año de la irrupción de la pandemia, a la aerolínea Air Europa, perteneciente a Globalia, por un importe de 475 millones, el segundo más alto.

Las otras empresas rescatadas han sido Ávoris Corporación Empresarial, Plus Ultra Líneas Aéreas, Duro Felguera, Tubos Reunidos, Rugui Steel, Hotusa, Grupo Airtificial, Grupo Serhs, Reinosa Forgings & Castings, Grupo Losán, Grupo Soho Boutique Hoteles, Grupo Abades, Técnicas Reunidas, Grupo Wamos, Eurodivisas, Grupo Ferroatlántica, Grupo Inversor Hesperia (GIHSA), Grupo Abba, Grupo Julià, Grupo Mediterránea, Air Nostrum, Volotea y Grupo Vicinay Marine.

El importe medio de las ayudas asciende a 108,5 millones, aunque estas inyecciones de capital público van desde los 25 millones recibidos por Blue Sea, el menor de todos, hasta los citados 550 de Celsa, el mayor.

Tras las ayudas de Celsa y Air Europa, la tercera más cuantiosa ha sido la de 300 millones de Ávoris, seguida de las de 200 millones de Volotea; de 112,8 millones, para Tubos Reunidos, y de 111 millones, para Air Nostrum.

Por otra parte, la ayuda de 53 millones concedida a la aerolínea Plus Ultra ha sido la más polémica, al ser cuestionada y denunciada por presunta malversación en el rescate y aún se encuentra en un proceso judicial.

CERCA DEL 40% DE LAS AYUDAS SOLICITADAS NO HAN SIDO ATENDIDAS

No todas las solicitudes recibidas por el fondo han sido resueltas favorablemente y, de hecho, el FASEE ha aprobado operaciones por valor de 3.255,8 millones, el 60,3 % de los 5.392,7 millones solicitados.

Entre otras, por ejemplo, la de 52 millones de euros de Room Mate, que el pasado viernes presentó concurso de acreedores, tras haberse visto fuertemente golpeado por la pandemia y por los litigios judiciales que mantiene la accionista Sandra Ortega con los bancos financiadores de la hotelera.

También fue rechazada una ayuda de 70 millones solicitada por Ezentis, al no reunir "ciertos requisitos de elegibilidad que son precisos para el otorgamiento de fondos", por lo que ha sufrido hoy un desplome de casi un 31 % en su vuelta a la negociación.

Aunque se le dio un plazo para presentar las alegaciones al expediente, según Ezentis, éste hacía "inviable en la práctica" aprobar las ayudas antes de que expirase el fondo el próximo 30 de junio, por lo que la compañía se encuentra "analizando otras alternativas para la refinanciación de la deuda".

Sin embargo, el rechazo más llamativo ha sido al de la solicitud de rescate por 249 millones solicitada para cinco filiales de Abenewco 1 (la filial operativa de Abengoa), al no cumplir todos los requisitos necesarios, dándole un plazo de cinco días para presentar las alegaciones y documentación adicional.

En este caso, la compañía sí las presentó el jueves pasado y, aunque se ha quedado fuera de las autorizaciones anunciadas hoy, la ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, ha dicho que su expediente está aún pendiente de resolución.