EFERoma

Estados Unidos (EE.UU.) ha mostrado hoy cierta apertura para llegar a un acuerdo a escala global sobre impuestos a los gigantes de internet durante la primera reunión de ministros de Finanzas y gobernadores de bancos centrales del G20, bajo presidencia italiana, y la idea es definir este pacto en julio.

Así lo ha explicado el ministro de Economía italiano y exdirector general del Banco de Italia, Daniele Franco, en la rueda de prensa posterior a esta reunión, que se ha celebrado de forma telemática por la pandemia.

HACIA UN ACUERDO PARA GRAVAR A LOS GIGANTES DE INTERNET

"En materia de tributación internacional, los ministros y gobernadores debatieron sobre la necesidad de reformar el sistema actual, es una tarea urgente, ya que nos enfrentamos a los desafíos que plantea la globalización y la digitalización de la economía", ha señalado.

"Es necesario avanzar hacia un acuerdo global compartido sobre impuestos a las multinacionales, entre ellas los gigantes tecnológicos, y hemos dado pasos adelante. Esperamos que podamos llegar a un acuerdo en julio", cuando los ministros de Finanzas y banqueros centrales del G20 celebrarán su reunión en Venecia, en principio presencial a no ser que la pandemia lo impida.

Franco explicó que muchos países ya han adoptado iniciativas individuales para gravar a este tipo de empresas, pero que esto "no es la mejor respuesta", que debería ser diseñar un marco, aunque sea mínimo, compartido por todos los países del mundo y con las mismas reglas.

Los ministros y gobernadores estuvieron de acuerdo en diseñar un pacto en este sentido, pero el ministro matizó que ahora comienza la ardua tarea de establecer los detalles, por pequeños que sean.

"Los organismos internacionales y los países del G20 están trabajando en ello (...) Ahora hay una notable convergencia en el hecho de que es un acuerdo es muy importante", apuntó.

Otros países, como Alemania, también se han referido a esta cuestión y su ministro de Finanzas, Olaf Scholz, que es un "gran paso adelante" que Estados Unidos haya eliminado su oposición a un compromiso internacional sobre el impuesto digital, según citan los medios italianos.

Y también el comisario de Economía de la Unión Europea (UE), Paolo Gentiloni, ha destacado en las redes sociales que la reunión de este viernes ha servido para avanzar "hacia un acuerdo sobre fiscalidad digital".

ALIVIO A LA DEUDA DE LOS PAÍSES MÁS POBRES

También se puso sobre la mesa la cuestión de que los países del G20 den un apoyo adicional a los Estados más pobres para ayudarles salir de la crisis de la COVID-19 y se ha dialogado sobre la Iniciativa de Suspensión del Servicio de la Deuda (DSSI), que desde que entró en vigor el 1 de mayo de 2020 ha proporcionado un alivio de cerca de 5.000 millones de dólares (unos 6.039 millones de dólares) a más de 40 países elegibles, según cifras del Banco Mundial.

Ya el pasado año, el G20 acordó alargar seis meses la moratoria del pago de la deuda para los países más pobres, que vence en junio de este año, y en esta ocasión se ha hablado de que seguramente sea necesaria una nueva prórroga, pero que este asunto se debatirá en profundidad en la próxima reunión virtual que tendrán en abril.

El titular de Economía sí avanzó que se ha abordado la situación de dificultad en la que han quedado los países más pobres tras la pandemia, "especialmente los que enfrentan una carga de deuda insostenible", y que su debilidad amenaza "las perspectivas de desarrollo, especialmente en África".

EL MULTILATERALISMO PARA IMPULSAR LA RECUPERACIÓN ECONÓMICA TRAS LA PANDEMIA

"A pesar de la disponibilidad de vacunas y las expectativas de recuperación de la actividad económica los próximos trimestres, la situación sanitaria y económica siguen siendo desafiantes", apuntó Franco.

"El multilateralismo es más importante que nunca y debe mejorarse mediante una coordinación más estrecha entre los miembros del G20", porque "una visión compartida del mundo poscovid" es fundamental, añadió.

Se acordó que los gobiernos deben mantener las políticas fiscales expansivas para favorecer una recuperación fuerte y sólida, y que acelerar la campaña de vacunación es clave para recuperar la normalidad a nivel mundial.

El gobernador del Banco de Italia, Ignazio Visco, también dijo que se mencionó la capacidad de los bancos para hacer frente a los impagos de los créditos y moratorias concedidos a empresas y familias durante la pandemia, y opinó que los bancos están ahora en una posición de mayor fortaleza que en el pasado.

El G20 está integrado por Alemania, Arabia Saudí, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Corea del Sur, Estados Unidos, Francia, la India, Indonesia, Italia, Japón, México, el Reino Unido, Rusia, Sudáfrica, Turquía y la Unión Europea, además de España, país invitado permanente.