EFERabat

El gobernador del banco central marroquí Bank al Maghrib (BAM), Abdelatif Jouahri, dijo hoy que "la soberanía nacional e integridad territorial no tienen precio" frente a los intereses económicos con España o Alemania, países con los que Marruecos atraviesa en la actualidad una crisis diplomática.

Jouahri respondió así a una pregunta sobre posibles inquietudes del BAM sobre el impacto económico de la crisis diplomática que enfrenta a Rabat con Madrid y Berlín, durante la rueda de prensa telemática posterior a la reunión trimestral del consejo de la entidad emisora.

"No hemos hecho un cálculo económico" sobre el impacto de la crisis diplomática, respondió Jouahri al tiempo que recordó la cooperación de Marruecos con España y la Unión Europea en general en el ámbito de lucha contra el terrorismo y la emigración ilegal: "la frontera sur de Europa está segura de forma inimaginable", aseveró.

"Si tengo que pactar con el diablo para afirmar nuestra soberanía sobre nuestra tierra lo haré", aseguró el gobernador del banco central en referencia al carácter sagrado de la cuestión del Sáhara Occidental para el país magrebí.

Jouahri añadió que la crisis diplomática actual demuestra que hay "un problema fundamental y depende de a quien corresponda resolverlo", una postura que va en línea con la del Gobierno marroquí que ha señalado a España como origen de la actual tensión.

La tensión diplomática entre Rabat y Madrid estalló el pasado abril tras la hospitalización en España del secretario general del Frente Polisario, Brahim Gali, y se agravó el pasado mayo con la crisis migratoria de Ceuta en la que más de 8.000 emigrantes, la mayoría marroquíes, entraron de forma ilegal en la ciudad española.

España se ha consolidado en la última década como el principal socio comercial de Marruecos, por encima de Francia, con un volumen de negocios que ha superado los 13.000 millones de euros en 2019.