EFEMadrid

El Gobierno ha aprobado este martes el plan de medidas de ahorro y eficiencia energética para la Administración General del Estado (AGE) y las entidades del sector público estatal y que contempla, entre otros puntos, el refuerzo del teletrabajo con tres días en esta modalidad y el fomento de instalaciones de autoconsumo.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, ha explicado que se establecerán esos tres días de teletrabajo de forma general y, según ha detallado el Gobierno en una nota, cada Ministerio o entidad estatal deberá aprobar un plan con una declaración de puestos susceptibles para ello.

El objetivo es reducir el impacto energético tanto por los desplazamientos al lugar de trabajo como por el consumo de energía en el propio centro de trabajo, "garantizando siempre la prestación y calidad del servicio público".

La implantación de este sistema será voluntaria y el porcentaje mínimo de prestación de servicios presenciales siempre deberá ser superior al 40 % en el conjunto de la jornada semanal, ha explicado el Gobierno.

Esta medida organizativa, añaden, se aplicará independientemente del decreto que regulará de manera específica el teletrabajo, "cuya elaboración se está ultimando y que el Gobierno espera aprobar en breve".

IMPULSO DEL AUTOCONSUMO EN EDIFICIOS PÚBLICOS

Asimismo, y dentro de ese bloque de iniciativas para organizar el trabajo en la AGE, se va a incentivar el uso del transporte público entre los funcionarios, así como el uso de la bicicleta con más aparcamientos específicos.

Junto a estas medidas, Montero ha explicado que el plan también contempla otro paquete de iniciativas para un uso más racional de los edificios públicos como establecer horarios de apagados y encendidos, nuevos niveles de iluminación, controles de temperatura más exigentes o identificar lugares donde se van a instalar placas fotovoltaicas para autoconsumo.

También se incluye que, en los expedientes de contratación administrativa, haya cláusulas que establezcan como criterio de valoración la aplicación de medidas que impliquen un ahorro energético.

Asimismo, se desarrollarán programas de formación y sensibilidad sobre ahorro de energía y movilidad.

La guerra de Ucrania, ha señalado Montero, ha obligado a reaccionar y acelerar el proceso para adoptar medidas que tengan efecto inmediato.

España, ha añadido, está entre los países con menor dependencia de Rusia "pero no a salvo del encarecimiento de la energía".

Con este plan, ha destacado el Ejecutivo, la Administración General del Estado "asume un papel de liderazgo y ejemplaridad".

Este plan de medidas de ahorro energético es uno de los compromisos contemplados en el Plan Nacional de respuesta a las consecuencias económicas y sociales de la guerra en Ucrania, aprobado en Consejo de Ministros el pasado 29 de marzo.

Este conflicto bélico, incide el Gobierno, ha hecho elevar el precio de los combustibles en Europa en niveles históricos y ha puesto de manifiesto los riesgos de una elevada dependencia energética.