EFELugo

El comité de empresa de Alcoa San Cibrao ha confirmado mediante un comunicado que el Gobierno de España reconoció ayer, en la reunión que mantuvo con la representación de los trabajadores y la Xunta de Galicia, que existen “varios potenciales compradores interesados” en la adquisición de la fábrica de aluminio primario del complejo mariñano.

En todo caso, el comité también precisa que los representantes del Ministerio de Industria no concretaron en la reunión si esos posibles compradores “pertenecen al sector industrial”.

En esa reunión, aclara el comité, el Gobierno se comprometió a mantener esta misma semana una reunión con la dirección de Alcoa para “desbloquear las condiciones de compra” por parte de la SEPI, para “adecuarlas a la ley; así como un encuentro con Liberty, para “concretar la solvencia y el estado financiero del grupo”.

La reunión con Liberty se plantea para confirmar si puede “continuar como potencial comprador”, porque los representantes del Gobierno también se abrieron a buscar “otras soluciones si esta falla”.

El comité le pide a la SEPI, Ministerio de Industria y Xunta que avancen en el proceso de venta, para asegurar la “continuidad del complejo” y en el “plazo establecido”.

Asimismo, avisan de que la “ciudadanía” no entendería que fuesen ahora las administraciones las que “retrasasen la solución al conflicto”.