EFEMadrid

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha avanzado este lunes que el Gobierno flexibilizará -de uno a un máximo de cuatro años- la tributación de la ayudas procedentes de la Unión Europea (UE) que reciben los jóvenes agricultores, una "ventaja fiscal" que considera importante.

Planas lo ha anunciado durante su participación en el Congreso de jóvenes agricultores de la organización agraria Asaja, en el que ha indicado que el Ejecutivo lo va "a regular en las próximas semanas" para conseguir que "ese esfuerzo fiscal se pueda hacer hasta en cuatro ejercicios" (actualmente hay que tributarlas en uno).

El ministro ha resaltado que esta es otra de las medidas con las que el Gobierno busca impulsar al sector agrario para que pueda afrontar la crisis que padece.

En su intervención, ha asegurado que el futuro de la agricultura para por esa incorporación de los jóvenes y de las mujeres al sector primario: Son un "elemento fundamental" para su renovación.

El 66 % de los productores dejará su actividad "en la próxima década", de acuerdo a sus datos, por lo que para mantenerla será necesaria no sólo esa incorporación sino también la digitalización del sector y un regadío "eficiente".

Para el ministro, las manifestaciones de estos días "están llamando la atención sobre el presente", pero también "están abriendo el camino a estos jóvenes" que, con proyectos como los premiados por Asaja, "muestran claramente que hay gente dispuesta a apostar por el futuro de España y su agricultura".

Los jóvenes, ha añadido, son esenciales para afrontar el reto "medioambiental y la digitalización": Hace falta "gente nueva, que venga con nuevas ideas" porque el sector primario está llamado a una transformación "radical" en la próxima década.

Asegurar el futuro del campo, para Planas, requiere conseguir también un "buen resultado en la negociación de la Política Agraria Común (PAC)".