EFEMadrid

La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, ha calculado que con el nuevo proyecto de Presupuestos ya presentado en el Congreso el departamento que dirige podrá situar en el mercado en torno a unas 20.000 viviendas en régimen de "alquiler asequible" en 2022.

Raquel Sánchez ha calificado como "histórica" la partida de las cuentas públicas destinada a su departamento para 2022 (11.000 millones de euros, un 3 % más).

En una entrevista en el programa 'La hora de La 1' de TVE ha asegurado que merced a la nueva ley de vivienda unos 70.000 personas se podrán beneficiar de las ayudas que incluye el bono joven para el alquiler, dotado con 200 millones de euros.

Esa cifra de personas se podría incrementar hasta los 100.000 jóvenes si se incluyen las ayudas a través del plan estatal de vivienda, ha añadido la ministra.

La titular de la cartera de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha adelantado que el próximo 26 de octubre el Gobierno llevará el anteproyecto de ley de vivienda al Congreso para someterla a su aprobación, "aunque hace falta aún perfilar algunas cuestiones", ha apostillado.

"Nuestra intención", ha dicho, "es no demorar su aprobación, con las cautelas que supone la tramitación parlamentaria posterior y la fijación de los índices de referencia" para determinar los precios y las áreas tensionadas.

Sobre esta ley, Sánchez ha comentado que "puede ayudar a contener la subida de los precios del alquiler, a facilitar a los jóvenes que puedan emanciparse mediante las ayudas y a dar la vuelta a un mercado que funcionaba de una manera desbocada".

Acerca de la oposición del Partido Popular de aplicar esta ley de vivienda en los territorios en donde gobierna, la ministra ha señalado que con ellos (PP) "lo tendremos difícil porque sin conocer el texto ya han anunciado que la van a recurrir".

Sobre las cuentas públicas destinadas a su departamento, Raquel Sánchez ha indicado que "dará prioridad" en materia de infraestructuras a "mejorar la red que afecta al día al día de la gente y en ese sentido las Cercanías tienen un amplio abanico de mejoras".

Con respecto al reparto territorial, la ministra ha subrayado que desde su departamento "se ha hecho un análisis riguroso", y ha comentado que Madrid tiene "infraestructuras desarrolladas y Cataluña tiene un déficit".

En relación con las Cercanías por ferrocarril en Cataluña, Sánchez ha confirmado que "están situando el debate y la negociación en la trasferencia de los recursos".

A propósito de esta negociación, ha explicado que el debate está centrado en que el dinero que paga el Estado a Renfe para ofrecer el servicio de Cercanías se transfiera directamente al gobierno catalán para que formalice contratos con Renfe por los citados servicios.