EFEMadrid

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha dicho que el Gobierno continuará explorando fórmulas de colaboración público-privadas para configurar un ecosistema de apoyo al vehículo eléctrico, incluyendo centros de innovación y desarrollo propios.

Sánchez, en un artículo que publica este domingo en el diario El País, subraya la constitución de un primer consorcio público-privado del Gobierno con el Grupo Volkswagen e Iberdrola, que va a permitir montar desde la planta de Seat en Martorell (Barcelona) la primera fábrica de baterías para coches eléctricos en España y una de las primeras de Europa.

El presidente del Gobierno dice que el Ejecutivo no se va a detener en este punto y continuarán buscando fórmulas de colaboración como la dada a conocer esta semana para promover esos centros de innovación y desarrollo propios en torno al vehículo eléctrico en España.

Sánchez señala que la creación del consorcio con Seat y Volkswagen para poner en marcha una fábrica de baterías para coches eléctricos es el primer proyecto estratégico para la recuperación y transformación económica (PERTE) de España, dentro de su Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

El pasado viernes, Sánchez participó, junto al rey Felipe VI, en el acto de conmemoración del 70 aniversario de Seat en Martorell (Barcelona), en el que se comunicó la creación de esa primera fábrica de baterías para eléctricos y el presidente del grupo Volkswagen, Herbert Diess, garantizó que producirían vehículos eléctricos desde esta planta.

La ministra de Industria, Reyes Maroto, indicó este sábado que la inversión para el proyecto estratégico que supone la construcción de la primera fábrica de baterías para vehículos eléctricos en España rondará los 5.000 millones de euros.

Maroto dijo que el consorcio público-privado, al que se han sumado, además, de Seat e Iberdrola, Caixabank y Telefónica, está abierto a más socios.