EFEMadrid

Los ayuntamientos han pedido este miércoles, tras la anulación del sistema de cálculo de las plusvalías municipales anunciada ayer por el Tribunal Constitucional, una reforma urgente de la norma y también soluciones inmediatas a la inseguridad financiera y la falta de ingresos.

Distintos portavoces municipales han apuntado que el fallo, y la falta de un sistema alternativo, generan incertidumbre y temor a un probable aluvión de recursos ciudadanos.

El presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y alcalde de Vigo, Abel Caballero, ha afirmado que "se vuelve muy urgente la reforma de la ley" para no privar a las administraciones locales "de una fuente sustancial de ingresos".

Caballero se ha mostrado preocupado por “la inseguridad jurídica que afecta a los ciudadanos”, pero también porque las finanzas municipales sufren un muy fuerte deterioro, calculamos que unos 2.500 millones de euros anuales".

Por su lado, la Asociación Catalana de Municipios (ACM)  ha pedido "medidas compensatorias urgentes y efectivas" para los ayuntamientos. El presidente de la ACM y alcalde de Deltebre (Tarragona), Lluís Soler, considera que la sentencia "es una estocada a las haciendas locales" porque afecta "a su suficiencia financiera".

El Ministerio de Hacienda ha respondido anunciando que trabaja ya en una nueva redacción de la plusvalía municipal, a la espera de conocer el contenido completo de la sentencia.

La portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, ha reconocido que "es verdad que existía un ámbito de inseguridad jurídica" antes del fallo del TC.

"Estamos viendo la fórmula con la que abordar esa nueva redacción de ese impuesto para los ayuntamientos, que es una de las vías importante de ingreso de las arcas municipales, y estamos explorando todos los escenarios", ha afirmado la portavoz del Ejecutivo, que ha preferido no dar ningún detalle "por prudencia y hasta conocer el contenido de la sentencia".

Entre tanto, funcionarios locales y abogados consultados recomiendan no pagar la plusvalía municipal y consideran que, dado que no es posible conocer cuál debe ser la base para el cálculo del pago, tampoco las entidades municipales liquidarán el impuesto.

Diferentes alcaldes han alertado hoy de las pérdidas para las arcas de sus consistorios. Así, el de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha pedido al Gobierno que plantee una "solución inmediata" para que los ayuntamientos no pierdan unos ingresos imprescindibles para sufragar los servicios públicos.

El alcalde de Madrid ha destacado la incertidumbre a que se enfrentan los ayuntamientos, que estaban preparando sus presupuestos para el año que viene contando con unos ingresos por plusvalía que ahora no saben si llegarán. Además, ha advertido del riesgo de que se produzca una avalancha de reclamaciones por parte de los contribuyentes tras el fallo del Alto Tribunal.

Por su lado, el Ayuntamiento de Barcelona perdería 182 millones de euros "de confirmarse la anulación de la plusvalía municipal", ha dicho el primer teniente de alcalde de Barcelona, Jaume Collboni.

"Es necesario compensar a los entes locales por la pérdida de ingresos y fijar una normativa que regule bien el impuesto.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha advertido de que se ven "afectadas de una manera gravísima" las finanzas municipales, en un momento en el que llegan los fondos europeos y en el que hay que salir de la crisis.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha explicado que el presupuesto para el 2022 “ahora no sirve”, y ha cifrado en 55,2 millones lo que se dejará de ingresar.

El Ayuntamiento de Toledo se encuentra expectante ante la "difícil situación" y el de Guadalajara ha paralizado la tramitación del presupuesto del Consistorio de 2022 ante el fallo, por el que la administración local deja de ingresar 6 millones el próximo año.

Mientras, la alcaldesa de Ciudad Real, Eva María Masías, ha asegurado que el consistorio dejará de percibir 1,5 millones de euros.