La Seguridad Social y las principales asociaciones de autónomos han cerrado este lunes un acuerdo para prorrogar hasta el 31 de enero la prestación por cese de actividad, que incluye la supresión de la prestación extraordinaria por caída de ingresos sin un mínimo cotizado.

A la espera de conocer los detalles del acuerdo, UPTA lo da por cerrado, mientras que ATA dice que es un preacuerdo que debe ser ratificado internamente.

ATA ha informado también de que lo pactado incluye la puesta en marcha de una prestación extraordinaria de cuatro meses de duración para los autónomos de La Palma afectados por la erupción del volcán.

En declaraciones remitidas a los medios, el presidente de UPTA, Eduardo Abad, ha explicado que solo mantendrán la prestación extraordinaria quienes mantengan una caída de la facturación de al menos el 75 % respecto al primer trimestre de 2020 y no ingresen más del 75 % del salario mínimo interprofesional (SMI).

Quienes dejen de estar protegidos por la prestación pasarán a tener una bonificación en la cuota a la Seguridad Social del 90 % en octubre, el 75 % en noviembre, el 50 % en diciembre y el 25 % en enero.

La prórroga de las ayudas a autónomos podría aprobarse en el Consejo de Ministros de este martes en el mismo decreto ley que la extensión de los ERTE, como se ha venido haciendo en los últimos meses.