EFEMadrid

Las cadenas de distribución Mercadona, Eroski, Lidl y Carrefour auguran una buena campaña de verano tomando como partida el desempeño positivo de la Semana Santa, pero temen que la inflación y el aumento de precios enmascaren una caída en el volumen de ventas.

Así lo han expresado este miércoles representantes de cada una de esas cadenas de distribución en una mesa redonda durante el 27º Congreso de la Asociación de Fabricantes y Distribuidores (Aecoc) sobre Estrategia Comercial y Marketing.

En el evento se ha presentado un informe de la consultora Nielsen que consigna que el gran consumo ha experimentado una caída en el volumen de ventas del 1,3 % hasta abril de este año, pero acumula un crecimiento en el valor del 4,6 %, dado el contexto de inflación (que en abril se situó en el 8,3 %) y subida de precios, y espera un crecimiento del 3,7 % en la facturación para final de este año.

"El mercado sigue creciendo en valor pero está muy apalancado en el precio. El volumen va decreciendo ligeramente y el precio lo tapa todo", ha asegurado durante su intervención el director de Productos de Gran Consumo en Carrefour España, José Domínguez.

En tanto, el director de Compras en Lidl España, Alexis Latorre, ha reamrcado que si se mide en valor "es fácil" dar un resultado positivo pero que lo que no quieren es dar esos "falsos positivo".

No obstante, ambos han coincidido con un estudio de Aecoc Shopperview, el área de estudios de Aecoc, también presentado hoy, que ha detallado que hay signos de dinamismo en el consumo para los próximos meses y que tras "la buena campaña de Semana Santa", habrá también "un verano positivo".

"Pensamos que tendremos una buena campaña de verano si realmente los pronósticos de la Semana Santa se repiten, como fue históricamente. Una buena Semana Santa equivale a una muy buena campaña de verano y si las cuotas de turismo entran por los aeropuertos como antes de la pandemia, seguramente será un resultado muy positivo", ha apuntado Latorre.

Al respecto, Domínguez ha destacado que la Semana Santa fue mejor de lo que esperaban pero que hay algunas "sombras" como esa caída en volumen de ventas y que esa tendencia es la que va a seguir durante el verano, además de señalar a septiembre como "un mes clave" para que se puedan ver de una forma más acusadas los impactos del contexto actual.

Por su parte, el director de Relaciones con el Sector Comercio de Mercadona, Diego Ortiz, ha manifestado que si se cumplen las previsiones de ingreso de turistas que hay para este verano le va a ir muy bien a todo el sector.

Ortiz ha indicado que para Mercadona el 2022 está siendo "un año positivo en ventas" y que esperan seguir por la misma senda.

La directora comercial del Grupo Eroski, Beatriz Santos, ha afirmado que a día de hoy ya se está viendo cómo los super de las localidades turísticas tienen un desempeño superior al de otros lugares y coincide en que "la vuelta al cole" será un momento clave porque muchos consumidores habrán empleado parte de su dinero en las vacaciones.

Durante el acto, Aecoc Shopperview ha expuesto también que la inflación y la subida de precios centran las preocupaciones de los consumidores y ocasionan cambios en su comportamiento de compra.

"Estamos preocupados por la inflación y cómo va a reaccionar el consumidor. Estamos viendo que el volumen se está viendo afectado y tenemos que ver cómo amortiguar esa caída", ha precisado Domínguez.