EFEPekín

El índice de referencia de la Bolsa de Hong Kong, el Hang Seng, cerró su primera sesión tras el parón festivo por el Año Nuevo lunar con pérdidas del 2,82 % que evidencian el miedo de los inversores a los efectos sobre la economía del nuevo coronavirus, que ha dejado ya al menos 132 muertos en China.

Finalizaron con pérdidas los 50 valores que conforman el selectivo, que cedió 789,01 puntos hasta los 27.160,63, mientras que el índice que mide el comportamiento de las empresas de la China continental que cotizan en el parqué hongkonés, el Hang Seng China Enterprises, cayó un 3,26 %.

Todos los subíndices cerraron en rojo: Servicios (1,62 %), Comercio e Industria (2,61 %), Finanzas (2,99 %) e Inmobiliaria (3,37 %).

En este último sector las mayores caídas fueron las de Hang Lung Properties (6,67 %) y Country Garden (5,85 %). Muchas compañías han decidido posponer las visitas organizadas a zonas del delta del río de las Perlas donde se erigen nuevas promociones debido a la incertidumbre por el coronavirus.

Fuertes retrocesos también para el gigante bancario ICBC (3,91 %) o para la petrolera pública Cnooc (4,45 %).

Donde también ha afectado mucho el miedo a la enfermedad es en Macao, con dos de sus grandes compañías de casinos desplomándose: Galaxy Entertainment (5,17 %) y Sands China (5,57 %). Las autoridades de esa ciudad semiautónoma decidieron dejar de emitir visados a visitantes individuales provenientes de la China continental.

La antigua colonia portuguesa es el único lugar del país donde el juego es legal; buena parte de los visitantes son chinos, pero su número de llegadas ha caído un 75 % durante los primeros cuatro días de las vacaciones del Año Nuevo lunar.

Fuera del selectivo, caben destacar las caídas de valores relacionados con el turismo -uno de los sectores candidatos a sufrir más por la epidemia- como las aerolíneas China Southern (-3,6 %) o China Eastern (-3,4 %).

Mientras tanto, las bolsas de la China continental, las de Shanghái y Shenzhen, no retomarán su actividad al menos hasta el próximo 3 de febrero por orden gubernamental.

El volumen de negocio de la sesión fue de 124.050 millones de dólares de Hong Kong (15.956 millones de dólares, 14.507 millones de euros).