EFEMadrid

La Bolsa española ha liquidado este miércoles las ganancias anuales con una caída del 1,98 %, y ha terminado al borde de los 8.500 puntos, condicionada por el retroceso de los mercados internacionales por los malos datos económicos conocidos en China y Alemania, según expertos consultados.

Así, con la deuda en mínimos históricos (a esta hora el rendimiento se situaba en el 0,14 %), el índice de referencia de la Bolsa española, el IBEX 35, ha cedido 172,4 puntos, el 1,98 %, la mayor caída en quince días, hasta los 8.522,7 puntos, nivel de finales de diciembre pasado. Las pérdidas anuales son del 0,2 %.

En Europa, con el euro a la baja en 1,114 dólares, Milán cayó el 2,53 %; Fráncfort cedió el 2,19 %; París el 2,08 % y Londres el 1,42 %.

Las pérdidas estuvieron presentes desde el comienzo de la sesión después de que Wall Street registrara una leve subida en la víspera y se conocieran algunos datos económicos desfavorables en China.

La producción industrial china crecía el mes pasado el 4,8 %, el menor incremento en más de 17 años, lo que mostraba el impacto de la guerra comercial con Estados Unidos. Además, las ventas minoristas crecían un punto menos de lo esperado, el 7,6 %, y aumentaba el paro.

A este dato se sumó la contracción de la economía alemana en el segundo trimestre del año, cuando su producto interior bruto (PIB) cayó el 0,1 %. La producción de la zona euro solo aumentaba en ese período el 0,2 %, la mitad que entre enero y marzo.

Con esos mimbres, la Bolsa nacional siguió bajando. Antes del mediodía perdía el nivel de 8.600 puntos, inspirada también por el retroceso de los futuros sobre los índices estadounidenses, y un poco después ya incurría en pérdidas respecto al arranque del ejercicio.

Wall Street abría con pérdidas del 1,5 %, afectada también por la situación del mercado de deuda, en el que el rendimiento de la deuda a diez años se situaba en el mínimo del 1,59 %, interés inferior al de los títulos a menos de dos años e indicador que anticipa una recesión económica, según los expertos.

El incremento de la caída del parqué neoyorquino, a lo que ayudaba también algunos resultados económicos, como las cuentas de Macy's (comercio minorista), y la bajada de los bancos, llevaron al parqué español al borde de 8.500 puntos, sobre los que concluyó la jornada.

Todos los grandes valores bajaron: Telefónica el 4,21 %; Banco Santander el 3,38 %; Repsol el 2,98 % (el precio del barril de petróleo Brent se situaba a menos de 59 dólares); BBVA el 2,52 %; Inditex el 1,6 % e Iberdrola el 0,07 %.

Del resto de las compañías del IBEX, ArcelorMittal perdió el 7,72 %, seguida de tres bancos pequeños: Bankia cayó el 5,04 %; Bankinter el 4,88 % y Banco Sabadell el 4,78 %. Telefónica ocupó el quinto puesto.

Solo cinco compañías subieron: Mediaset el 0,95 %; Acciona el 0,66 %; Grifols el 0,42 %; Merlin Properties el 0,25 % y Enagás el 0,15 %.

En el mercado continuo, donde se intercambiaron casi 1.750 millones de euros, destacaron la caída del 8,57 % de Aperam y la subida del 2,44 % de Nyesa.