EFEMadrid

El Ibex 35, el principal índice de la Bolsa española, ha bajado hoy un 1,8 %, el mayor descenso desde abril, con lo que encadena cuatro sesiones en rojo y acumula una caída del 1,89 % en el conjunto de la semana, el retroceso semanal más acusado desde febrero.

El selectivo se ha dejado 165,3 puntos en la sesión y ha cerrado en 9.030,6 enteros, por debajo del nivel de los 9.100 puntos. En lo que va de año, aún avanza un 11,8 %.

La sesión ha estado marcada por la llamada "cuádruple hora bruja" (vencimiento de los contratos trimestrales de opciones y futuros sobre índices y acciones), que suele generar volatilidad, y por la digestión de los mensajes que trasladó el miércoles la Reserva Federal estadounidense (Fed), que han intranquilizado a los inversores.

Dentro del Ibex, los mayores descensos han correspondido a Acerinox (del 10,04 %), que paga la decisión de Nippon Steel de reducir su participación en el capital, y a Acciona (del 6,89 %), que fijó ayer la horquilla de precios para la salida a bolsa de su filial de renovables.

La evolución de los bancos también ha pesado en la caída del selectivo. CaixaBank ha bajado un 3,86 %, el tercer mayor retroceso del Ibex; BBVA, el 3,24 %, el quinto; Bankinter y Sabadell, el 2,26 %; y Santander, el 2,19 %.

Solo tres valores han cerrado en verde: PharmaMar ha subido un 0,97 %; Cellnex, un 0,42 % y Enagás, un 0,03 %.

En el cómputo semanal, los descensos más acusados han sido para Acerinox (del 16,8 %), ArcelorMittal (del 12,06 %), Sabadell (del 8,03 %) y CaixaBank (del 6,43 %).

Las mayores subidas en el conjunto de la semana han correspondido a Siemens Gamesa (del 6,67 %) y Solaria (del 4,49 %).

En el mercado de deuda, las rentabilidad suben en Europa pero bajan en EE.UU.

El interés del bono español a diez años, el de referencia, repunta hasta el 0,452 %, mientras que el del bono estadounidense, el que más preocupa a los inversores, se relaja hasta el 1,458 %.