EFEMadrid

El sector del lujo "made in Spain" prevé cerrar el año con una facturación que rozará los 5.700 millones de euros, con lo que incrementará su negocio el 4,8 % respecto a 2014 y lo hará apoyado en las exportaciones, así como en la recuperación del mercado nacional.

Según datos de la asociación española del lujo, Luxury Spain, el 51,5 % del negocio de las compañías nacionales de productos y servicios de alta gama procederá de las ventas al exterior, que este año aumentarán el 4 %.

El consumo nacional aumentará el 1 % y aportará el 25 % del negocio, mientras que las compras de turistas caerán el 5 % y representarán el 23,5 % de la facturación total.

"Aunque no hay una recuperación económica notable, sí se percibe un mayor optimismo, que la gente ha perdido al miedo al consumo y ha abierto ligeramente su abanico de gasto", ha explicado a Efe la presidenta de Luxury Spain, Cristina Martín.

Por contra, las compras de los turistas caerán lastradas por un menor gasto de chinos, ante las incertidumbres que pesan sobre su economía, y de los rusos, que han retraído su consumo por la depreciación del rublo.

España se mantiene en el quinto lugar en el "mercado del lujo" dentro de la UE, superado tan sólo por Francia, Italia, Alemania y Suiza.

"Al consumidor internacional le gustan los productos españoles y, cada vez más, visita nuestro país en busca de ellos", señala Martín, quien apunta que crece la demanda de viajeros de Estados Unidos, Japón, India, Catar, Emiratos Árabes Unidos, México, Colombia, Alemania o Italia.

Según los datos que maneja Luxury Spain, Barcelona concentra el 32 % de las ventas de alta gama en España, seguida de Marbella (27,5 %), Madrid (16 %), Ibiza (8,5 %) y Mallorca (6 %).

Por segmentos, en España los que mayor volumen de ventas concentran son los de productos gourmet, cuya facturación rondará este año los 2.000 millones, y belleza, con unos ingresos de 1.630 millones.

La moda y los accesorios, con joyería y marroquinería a la cabeza, son dos sectores que cada vez cobran más peso dentro del lujo "made in Spain", según la misma fuente.

En cuanto al perfil del consumidor nacional de productos y servicios de alta gama, los datos apuntan a que el 52,6 % corresponde a hombres y el 47,4 % a mujeres, y que más de la mitad (56 %) tiene entre 35 y 54 años.

Además, el 35 % dispone de una renta anual que oscila entre 60.000 y 100.00 euros, y el 39 % entre 100.000 y 300.000, mientras que sólo el 5 % está por debajo de los 60.000 euros.

Madrid se sitúa al frente del gasto nacional en productos y servicios de alta gama, con el 28 % del total, seguido de Barcelona, con el 26,5 %.

La Asociación Española del Lujo "Luxury Spain", que cuenta con más de 50 socios, nació en mayo de 2011 para agrupar a firmas de todos los sectores con el fin de impulsar su promoción, tanto dentro como fuera de España, así como para proteger y defender la imagen de las marcas.

Según la consultora Bain & Company, en todo el mundo el sector de artículos personales de lujo -piel, moda, joyas, relojes, cosméticos y fragancias- moverá en 2015 unos 253.000 millones de euros, con lo que su ritmo de crecimiento se ralentizara al 1 ó 2 %.