EFEMadrid

El déficit comercial aumentó entre enero y septiembre un 5,2 % interanual, hasta 25.445,7 millones de euros, debido a la desaceleración del crecimiento de las exportaciones y a pesar de que las importaciones también se han contenido y la factura energética ha disminuido.

Las exportaciones crecieron un 1,6 %, la tasa más baja para este periodo desde 2014, si bien en términos absolutos marcaron un máximo histórico para el acumulado de los nueve primeros meses en 215.600 millones, de acuerdo con los datos publicados este jueves por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

Las importaciones aumentaron un 2 %, la tasa más baja para este periodo en tres años, y alcanzaron un importe de 241.045,7 millones.

"Las exportaciones continúan creciendo a pesar del contexto internacional complejo, lo que indica la fortaleza de nuestro sector exterior", ha destacado la secretaria de Estado de Comercio, Xiana Méndez, en declaraciones recogidas en un comunicado del ministerio.

El déficit energético disminuyó un 4,1 %, hasta 17.535,5 millones, gracias la caída de importaciones de petróleo, carbón y electricidad.

Sin contar con la factura energética el déficit comercial se reduce a 7.910,2 millones, superior al déficit de 5.894 millones en el mismo periodo de 2018.

Las exportaciones dirigidas a la Unión Europea (65,8 % del total) crecieron un 1,6 % en los nueve primeros meses del año, mientras que las destinadas a la zona euro (51,4 % del total) ascendieron un 1,1 %.

Por su contribución al crecimiento interanual de las exportaciones hasta septiembre, los principales destinos a nivel mundial fueron Suiza, Portugal, Estados Unidos y Reino Unido, mientras que las mayores aportaciones negativas correspondieron a Turquía, Arabia Saudí, Bélgica e Irán.

Los dos primeros sectores exportadores, bienes de equipo y alimentación, bebidas y tabaco, han seguido creciendo por encima de la media (5,3 % y 4,5 %, respectivamente), mientras que el tercer sector en volumen, el del automóvil, disminuyó sus ventas al exterior un 2,7 % hasta septiembre.

Los sectores que más contribuyeron al crecimiento del 1,6 % de las exportaciones fueron el de bienes de equipo (1 punto), el de alimentación, bebidas y tabaco (0,7 puntos), el de productos químicos (0,5 puntos) y el de manufacturas de consumo (0,2 puntos).

En el extremo opuesto, el sector del automóvil fue el que más lastró el crecimiento de las exportaciones en el periodo al restar 0,4 puntos, seguido del de materias primas (menos 0,2 puntos), productos energéticos (menos 0,2 puntos) y semimanufacturas no químicas (menos 0,1 puntos).

Por subsectores, contribuyeron al incremento de las exportaciones las mayores ventas de aeronaves a Corea del Sur, Alemania, Australia y Emiratos Árabes Unidos, las de medicamentos a Suiza, las de productos cárnicos a China y las de frutas, hortalizas y legumbres a Alemania, Italia, Polonia y Países Bajos.

Por el contrario, restaron las menores ventas de aparatos eléctricos a Alemania, México, Países Bajos y Turquía, de automóviles y motos a Turquía, Francia, Países Bajos y Portugal, y las de minerales a Bulgaria y China.

Por comunidades autónomas los mayores crecimientos de las exportaciones se registraron en Aragón (15,3 %), Asturias (12 %) y Navarra (11,7 %), mientras que los mayores descensos se dieron en Baleares (9,3 %), Castilla y León (5,7 %) y Galicia (6,1 %).

No obstante, la mayor aportación fue la de Cataluña, responsable de casi la mitad del crecimiento de las exportaciones en los nueve primeros meses de año, cuyas ventas al exterior crecieron el 2,9 % interanual y supusieron el 25,6 % del importe total exportado.