EFEMadrid

El fin de la campaña navideña y el impacto de ómicron lastraron el mercado laboral en enero, un mes habitualmente complicado para el empleo, y que terminó con 197.750 afiliados menos de media a la Seguridad Social y 17.173 parados más.

Se trata, no obstante, de mejores datos para este mes que los de ejercicios anteriores: en el caso del paro supone el mejor registro en los últimos 25 años y, en el de la afiliación, está por debajo de la de los últimos tres ejercicios, cuando el descenso superó los 200.000 afiliados.

Según los datos facilitados por el Gobierno, enero terminó también con una buena cifra de contratación con récord de indefinidos, 238.672 acuerdos de esta modalidad, representando el 15 % del total en el mejor mes de la serie para este tipo de contratos, un dato que el Gobierno vincula a la entrada en vigor de la reforma laboral.

Precisamente ha sido este dato el que han destacado diversos miembros del Gobierno, el día previo a que el real decreto con las medidas de reforma laboral afronte su convalidación en el Congreso de los Diputados.

Así, la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha avisado a ERC y a los partidos que tienen previsto votar en contra del decreto de la reforma laboral que la norma ya ha tenido repercusión positiva en el dato de las nuevas contrataciones.

"Por primera vez el 15 % de las contrataciones nuevas en España son indefinidas y esto es favorecer la estabilidad en el empleo", ha dicho Díaz, en una línea en la que ha incidido la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, que ha defendido que es una "buena reforma" para el país como avalan los datos de contratación de enero.

También el ministro de Inclusión, José Luis Escrivá, ha destacado la calidad del empleo que se crea y el efecto que tiene la reforma laboral.

EL MAYOR DESCENSO DEL EMPLEO EN EL SECTOR SERVICIOS

Desde el Ministerio de Inclusión y Seguridad Social han destacado que, en términos desestacionalizados, la afiliación aumenta en 71.948 personas respecto al mes anterior, "superando el promedio habitual de los años previos a la pandemia".

El dato de enero, añaden, supone el nivel de afiliación más alto registrado de la serie y supera en 434.561 personas la cifra de ocupados de febrero de 2020, mes previo al inicio de la crisis sanitaria de la COVID-19.

Por sectores, y en términos medios, el mayor descenso es para los servicios, con 161.464 afiliados menos.

En cuanto al número de trabajadores acogidos a un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) derivado de la covid-19, aumentó en enero en 2.495 personas, hasta los 105.043 trabajadores en un ERTE-COVID, de los que cerca de la mitad trabajan a tiempo parcial.

En cuanto al total de parados registrados en el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), ese incremento de 17.173 personas deja el total de parados en 3.123.078 personas.

En términos anuales, el paro acumula un descenso récord al caer en 841.275 personas.

Al detalle de la evolución del paro, con respecto al mes de diciembre, sube en servicios en 33.627 personas, y en agricultura, en 2.657.

El paro entre las mujeres aumentó en 17.431 en relación con el mes de diciembre, hasta 1.841.463; mientras que el desempleo masculino ha descendido en 258 personas hasta 1.281.615.

LOS SINDICATOS PIDEN CONVALIDAR LA REFORMA LABORAL

Tras conocerse los datos de enero, tanto CCOO como UGT han incidido en la importancia de convalidar la reforma laboral.

Así, CCOO ha hecho un nuevo "llamamiento a todo el arco parlamentario" para que "piensen en la gente" y convaliden mañana una reforma laboral "que va a estabilizar el empleo".

Y desde UGT han instado a los partidos políticos a "que no den la espalda a los trabajadores" y que mañana convaliden el acuerdo sobre la reforma "para seguir mejorando la calidad del empleo".

La CEOE también ha pedido la convalidación de la reforma laboral, al tiempo que ha asegurado que la norma podrá ser adaptada posteriormente a cada sector y empresa en el marco de la negociación colectiva.