EFETokio

La Bolsa de Tokio cerró este lunes con una caída del 1,57 %, debido a la persistente preocupación de los inversores por el impacto económico de la pandemia de coronavirus y un potencial cierre de la capital japonesa ante al aumento de casos.

El índice de referencia Nikkei bajó 304,46 puntos, ese 1,57 %, hasta 19.084,97 entero, tras una sesión en terreno negativo en la que llegó a caer hasta un 4,18 % durante el primer tramo.

El Topix, que engloba a las firmas de la primera sección, las de mayor capitalización del mercado, retrocedió 23,95 puntos, un 1,64 %, hasta 1.435,54 unidades.

El parqué tokiota abrió con pérdidas superiores al 3 % debido a la preocupación a un impacto económico global mayor de lo inicialmente previsto por la prolongación y endurecimiento de las medidas de confinamiento e interrupción de las actividades comerciales en cada vez más países por la propagación de la pandemia de coronavirus.

La preocupación se ha acentuado tras un aumento de los casos en Japón y especialmente en Tokio y regiones circundantes, lo que ha disparado la especulación sobre un cierre de la capital japonesa, donde se han registrado más de 200 casos en los últimos cuatro días.

Todos los sectores cosecharon hoy pérdidas, lideradas por el del transporte aéreo, el bancario y el de maquinaria.

La empresa ANA Holdings, matriz de la aerolínea All Nippon Airways, una de las más importantes del país, experimentó el mayor rectroceso entre las 225 firmas que cotizan en el Nikkei, del 9,96 %.

También cayeron con fuerza la firma de motores y equipos para aviones y barcos IHI (7,9 %) y el fabricante de camiones y autobuses Hino Motors (subsidiaria del grupo Toyota), que se dejó un 6,96 %.

La matriz de dicho grupo automotor retrocedió hoy un 3,3 % tras anunciar una prórroga en la suspensión de sus operaciones en Europa y Latinoamérica, y una disminución de ventas y producción en febrero del 4,6 % y 12,2 %, respectivamente por el impacto de la COVID-19.

En la primera sección, 1.620 valores retrocedieron frente a 492 que avanzaron, mientras que 34 se mantuvieron sin cambios.

El volumen de negociación ascendió a 2,29 billones de yenes (19.236 millones de euros), frente a los 3,91 billones de yenes (32.738 millones de euros) de la sesión del viernes pasado.