EFETokio

La Bolsa de Tokio terminó hoy con una caída del 1,97 % en su principal indicador, el Nikkei, ante el repunte de contagios de coronavirus en Japón y la posibilidad de que el Gobierno aplique nuevas restricciones que afectarían a la actividad económica.

El Nikkei acabó la jornada con un descenso de 584,99 puntos, hasta los 29.100,38 enteros, mientras que el índice más amplio Topix, que aglutina a los valores con mayor capitalización, los de la primera sección, retrocedió 30,31 puntos o un 1,55 %, hasta los 1.926,25 enteros.

El parqué tokiota reflejó así la inquietud de los inversores ante la petición realizada al Gobierno nipón por la prefectura de Osaka, la tercera más poblada del país, para declarar de nuevo el estado de emergencia sanitaria en esa región por el repunte de contagios de COVID-19.

Esto supondría nuevas restricciones para la actividad económica del sector privado, y se añadirían a las limitaciones que aplican otras nueve prefecturas, entre las que se encuentra Tokio, como el recorte de horarios comerciales de bares y restaurantes con vistas a frenar los contagios.

El Nikkei también se vio afectado por la apreciación de la divisa local frente al dólar, que se cotizaba en la zona alta de los 107 yenes, su mayor nivel desde principios de marzo.

Esta evolución perjudica a los grandes exportadores nipones, que registraron las pérdidas más significativas de la sesión junto al sector del transporte aéreo, el inmobiliario y el de la maquinaria.

El tecnológico y valor de referencia del mercado local Softbank perdió un 1,83 %, y el líder nipón del automóvil, Toyota Motor, retrocedió un 1,22 %.

La multinacional textil Fast Retailing, propietaria de la cadena de tiendas de ropa Uniqlo, perdió un 2,17 %, y la compañía de videojuegos Nintendo lo hizo un 1,6 %.

En la primera sección, 240 valores avanzaron, 1.900 retrocedieron y solo uno terminó la jornada sin cambios.

El volumen de negociación ascendió a 2,38 billones de yenes (18.220 euros).