EFEMadrid

El precio de la electricidad marca este lunes un nuevo récord en España, después de varios meses de una tendencia alcista imparable, lo que repercute en la inflación y los costes de producción cuando el país empieza a salir del fuerte retroceso económico causado por la pandemia de la covid-19.

El precio medio en el mercado mayorista, que determina una parte de la factura de la luz, alcanzará hoy el máximo histórico de 106,74 euros (unos 125 dólares) el megavatio hora (MWh), y casi triplicará el del segundo lunes de agosto de hace un año, según datos del Operador del Mercado Ibérico de la Electricidad (OMIE).

El anterior récord se registró el 20 de julio pasado, cuando la media fue de 106,57 euros MWh.

Por franjas horarias, el pico de la jornada se alcanzará entre las 22 y las 23 horas (20-21 GMT), con 114,07 euros el MWh.

Hasta ahora, julio pasado fue el mes más caro de la historia, con una media de 92,4 euros el MWh.

El incremento del precio de la luz en el mercado mayorista suscita el debate sobre su funcionamiento, ya que las fuentes más baratas cobran el mismo precio que la más caras; y es motivo de enfrentamiento político, pues la oposición conservadora acusa al Gobierno de no hacer nada para frenarlo.

La organización de consumidores Facua exigió hoy que ponga en marcha "de una vez medidas para frenar la especulación en la fijación de las tarifas eléctricas".

El Ejecutivo, que dirige el socialista Pedro Sánchez, ya aprobó una rebaja del impuesto del valor añadido (IVA) del 21 % al 10 % en la factura eléctrica y la suspensión temporal en el tercer trimestre del gravamen a la generación eléctrica (7 %), pero el precio sigue en niveles insólitamente altos.

El precio de la luz en el mercado mayorista, donde los productores de electricidad casan sus ofertas para el día siguiente y se fijan los precios para cada hora, tiene un peso del 24 % en la factura de la luz de los consumidores acogidos a la tarifa regulada, algo más de diez millones en España (47,3 millones de habitantes).

Otros 17 millones tienen pactado un precio fijo todo el año, de manera que no se perjudican ni benefician con las subidas o bajadas.