EFEMadrid

El precio medio de las viviendas nuevas y usadas en España ha regresado en julio a los niveles de hace un año, tras un ajuste del 1,9 % desde el estado de alarma en marzo y del 0,9 % en el último mes computado, según la sociedad de tasación Tinsa.

Los mayores ajustes de los precios en las viviendas se concentran en las zonas costeras, en donde los pisos son un 6,1 % más baratos desde marzo y un 2,4 % en julio, y en Canarias y Baleares (8,2 % menos desde marzo y 5,9 % menos en julio) por estar "más expuestos" a la demanda extranjera y el turismo, precisa Tinsa.

Por primera vez desde agosto de 2016, la variación interanual del índice nacional de precios sobre viviendas entra en terreno negativo (-0,03 %), apunta en una nota el director de Estudios de Tinsa, Rafael Gil.

En cuanto a las capitales y grandes ciudades, los precios se mantienen estabilizados. De hecho, en julio han permanecido sin cambios con respecto al mes anterior y por debajo del nivel de marzo (un 0,3 % menos).

Las localidades más pequeñas de interior, agrupadas por Tinsa en el apartado ‘Resto de municipios’ se han mantenido en julio en precios similares a los de marzo.

El precio medio de la vivienda nueva y usada se ha incrementado un 15,6 % desde que tocara suelo en febrero de 2015, durante la crisis anterior.

La diferencia respecto a los máximos de 2007 se traduce en una caída acumulada del 33,7 %, añade la tasadora.