EFELondres

El ministro británico de Economía, George Osborne, viaja hoy a China, donde permanecerá toda la semana, con el objetivo de impulsar una "nueva era" en las relaciones políticas, comerciales y culturales con ese país.

Osborne, que estará acompañado por un nutrido grupo de empresarios y altos cargos gubernamentales, informó de que el objetivo de esta visita es estrechar lazos entre ambos países y abrir un nuevo periodo en sus relaciones bilaterales.

Su periplo, que comienza hoy, le llevará a Pekín, Shangai y Chengdú, ciudades de un país que tiene la segunda economía más importante del mundo pese a la ralentización de su crecimiento.

El viceprimer ministro de China, Liu Yandong, conversó el viernes en Londres con el primer ministro, David Cameron, y con el responsable de Exteriores, Philip Hammond, para preparar el viaje y estrechar vínculos entre el Reino Unido y China.

Osborne planteó la mejora de los vínculos culturales con China, pues para él ayudan a aumentar la inversión y a mejorar el comercio en ambas direcciones.

El viaje de la delegación británica muestra un progresivo acercamiento entre el Reino Unido y China, después de que se produjera un enfriamiento por la decisión de Cameron de reunirse con el dalai lama en 2012.

Tanto Cameron como Osborne visitaron China el año pasado y el primer ministro instó a ese país a invertir en infraestructuras del Reino Unido, incluidas las centrales nucleares y el tren de alta velocidad.