EFEMadrid

Felipe VI ha expresado este martes la necesidad de que se garantice un empleo a toda persona que quiera trabajar y de que haya una igualdad de oportunidades sociales y territoriales que propicie un crecimiento "inclusivo y sostenible" para conseguir "un país más justo y una España mejor".

El rey ha presidido la conmemoración del 30 aniversario del Consejo Económico y Social (CES), el órgano consultivo del Gobierno en asuntos socioeconómicos y laborales en el que están representados los intereses de los trabajadores, empresarios, usuarios y de diferentes sectores.

Al acto han acudido la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz; el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi; y los secretarios generales de UGT, Pepe Álvarez, y de CC. OO., Unai Sordo, así como el máximo responsable del CES, Antón Costas.

El monarca ha elogiado al órgano consultivo por el "espíritu de consenso" y la vocación de tender puentes que han caracterizado su labor.

"El Consejo actúa como un espacio para el diálogo social y el entendimiento, para la búsqueda de acuerdos y consensos", ha asegurado don Felipe.

Al margen de su contribución al progreso del país en las últimas tres décadas, el rey ha destacado el papel del CES en la etapa que se abre ahora para lograr la recuperación económica tras la crisis derivada de la pandemia.

El jefe del Estado ha abogado por una recuperación "inclusiva social y territorial" y por afrontar con éxito los retos que representan la digitalización, el cambio climático, la cohesión y la igualdad entre hombres y mujeres, en especial, ante la oportunidad que representan los fondos europeos.

"Garantizar que toda persona que quiere trabajar tenga un empleo es condición necesaria para abordar con eficacia y equidad muchos de los retos actuales. El empleo y la igualdad de oportunidades sociales y territoriales son, pues, los fundamentos del crecimiento inclusivo y sostenible que necesitamos", ha defendido.

En su opinión, lograr una sociedad más igualitaria es "conseguir un país más justo y, en definitiva, una España mejor".

En presencia de los máximos representantes de la CEOE, de CC. OO. y de UGT, el rey ha enfatizado su papel "fundamental" en hacer del CES un órgano que "ha ayudado a vencer obstáculos, muchas veces desde la disparidad de intereses y opiniones".

El acto ha tenido lugar días después de que el Gobierno haya pactado con los sindicatos, con el rechazo de la patronal, la subida de 15 euros del salario mínimo interprofesional (SMI) a partir de septiembre.

Sin hacer referencia a este asunto, Díaz ha señalado a los jóvenes y las mujeres como "protagonistas destacados" de la recuperación tras la pandemia y ha urgido a hacer una "reflexión sobre los usos del tiempo, sobre el derecho a la desconexión, sobre la flexibilidad de la jornada de trabajo".

Díaz también ha alabado el papel jugado por el CES en estos 30 años "acompasando los grandes debates socioeconómicos y laborales" del país y "ganándose a pulso el reconocimiento que la Constitución hace de su función".

El acto lo ha abierto Costas, quien ha agradecido al rey "el esfuerzo continuado" de la Corona en "el fomento del progreso económico, social y político en España".

Para el presidente del CES, quien asumió el cargo a finales del pasado mes de abril, "el mejor camino para afrontar la incertidumbre son las políticas de consenso y diálogo social".

"Suelen ser más lentas y costosas, pero tienen grandes ventajas y reducen la conflictividad", ha recomendado el catedrático de Política Económica de la Universidad de Barcelona.

Antes de intervenir el rey y la vicepresidenta segunda, ha habido un coloquio entre los expresidentes del Tribunal Constitucional (TC) María Emilia Casas y del CES Marcos Peña y el ponente de la Constitución Miquel Roca.

Casas ha lamentado que la situación de las instituciones en España "no sea la mejor" y que el CES sea "una isla" entre las demás.

"Nos tiene que llevar a una reflexión, con dolor, serenidad y firmeza de defensa de la Constitución", ha sostenido la que fue presidenta del TC entre 2004 y 2011.

Roca también ha hecho referencia a la falta de acuerdos en el actual panorama político en España: "El consenso sin diálogo es complicado. La voluntad de consenso tiene un recorrido muy largo si se quiere".