EFEBilbao

El rey Felipe VI ha destacado hoy en Bilbao que el paro juvenil, agravado en el caso de las mujeres y los inmigrantes, es uno de los principales problemas que debe afrontar la sociedad española.

Felipe VI, junto al lehendakari, Iñigo Urkullu, ha presidido hoy en el Teatro Arriaga de Bilbao el acto de entrega de los Premios Internacionales de la Fundación Novia Salcedo al fomento del empleo juvenil.

En su discurso, el Rey ha felicitado a Novia Salcedo por sus casi cuarenta años de existencia y sus logros en una "materia tan importante y tan crítica en nuestra sociedad como es la integración profesional de los jóvenes".

Felipe VI ha apostado por la labor compartida para conseguir que los jóvenes "logren un empleo, bueno y digno", y ha recordado que el problema del paro juvenil se agrava en el caso de las mujeres e inmigrantes jóvenes.

El rey ha abogado por situar la innovación social en una posición de "mayor relevancia" a la hora de orientar la innovación tecnológica y la económica para "abordar con mayor fuerza y solvencia el grave problema que representa el aumento de la desigualdad social".

Precisamente momentos antes uno de los premiados, el catedrático emérito de Psicología Social Sabino Ayestarán, ha pedido "por favor" a las instituciones que no separasen la innovación social de la tecnológica y económica porque se está creando un "grave problema de desigualdades sociales" por esa prioridad de la tecnología y la economía.

El lehendakari ha recordado que el empleo juvenil es una de las prioridades del programa de su gobierno, que incluye que 20.000 jóvenes tengan en esta legislatura una primera experiencia laboral.

Urkullu ha defendido "estrechar" la colaboración entre las instituciones y de éstas con las empresas y las iniciativas sociales para poder crear empleo "de calidad".

Los premios de la Fundación Novia Salcedo, decididos por un jurado presidido por el abogado Antonio Garrigues Walker, se otorgan en la categoría de gran empresa, pyme, institución, joven emprendedor y personalidad, además de un galardón honorífico.

En la categoría de personalidad, el premio ha sido para el bilbaíno George Belinga, de padre camerunés y madre española, por su actividad emprendedora en el barrio de San Francisco, donde además de montar su empresa KoorSF34, que media entre empresas vascas y subsaharianas, apoya la integración de los inmigrantes.

En el apartado de gran empresa el galardón ha sido para Egile, una corporación de empresas vascas de base tecnológica fundada en 1990, con planes formativos individualizados para integrar a los jóvenes en la compañía.

El resto de premios son los siguientes: el "ad honorem", al catedrático emérito de Psicología Social de la UPV/EHU Sabino Ayestarán, por su conocimiento sobre las organizaciones que aprenden e innovan.

El premio a la pyme ha sido para "Tu primera pega/tu primer laburo", empresa argentino-chilena, por ser la primera plataforma digital de capacitación de jóvenes latinoamericanos para conseguir su primer empleo.

En la categoría de institución se ha concedido a Braval, un centro impulsado por el Opus Dei hace veinte años en el barrio del Raval de Barcelona que busca reducir la marginación a través del deporte.

Por último, en la categoría joven emprendedor el premio ha sido para Diego Echegoyen, por la promoción de la juventud en su país, El Salvador, en una coyuntura adversa marcada por la falta de oportunidades.

Según datos de 2017, 5.000 jóvenes acudieron a la Fundación Novia Salcedo en busca de su primer empleo, 1.021 recibieron formación en empleos emergentes y 895 realizaron prácticas no laborales en empresas, de las cuales el 15 % fueron en el extranjero

A la entrega de los premios han asistido también la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, y el alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto.