EFEBarcelona

Felipe VI ha defendido este lunes la estabilidad y la seguridad jurídica como base para generar crecimiento y ofrecer certeza a las inversiones, al tiempo que ha destacado la necesidad de apostar por el diálogo social con el fin de llegar a acuerdos.

El rey ha presidido en Barcelona el acto organizado por la patronal catalana Foment del Treball junto al presidente de la Generalitat, Pere Aragonés, y la alcaldesa de la capital catalana, Ada Colau, quienes han declinado participar en el recibimiento al jefe del Estado, aunque sí se han saludado en el cóctel previo a la cena, en la que han compartido mesa.

Con el Museu Nacional d’Art de Catalunya (MNAC) como escenario de la ceremonia por el 250 aniversario de la patronal catalana y de los Premios Carles Ferrer Salat, Felipe VI ha hecho un llamamiento, en presencia del Gobierno y la Generalitat, a generar "un contexto estable" para dejar atrás las que "duras pruebas" que, a su entender, ha habido en la última década.

Entre ellas, don Felipe ha citado la crisis de 2008 y los efectos de la pandemia, sin hacer mención al proceso independentista.

"Ante esta difícil realidad, es fundamental fortalecer siempre el marco de estabilidad, de certeza y de confianza que demandan las economías desarrolladas", ha recomendado en un discurso, en el que ha incluido varios fragmentos en catalán.

Por parte del Gobierno, han participado en la cena organizada en el MNAC, en el recinto de Montjuïc, la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, y el de Seguridad Social, José Luis Escrivá, mientras que Aragonés ha estado acompañado por el conseller de Empresa y Trabajo, Roger Torrent.

El rey ha subrayado que la estabilidad requiere "una seguridad jurídica que ofrezca certeza a "las inversiones y a las decisiones empresariales", así como "la confianza imprescindible" para poder emprender y generar empleo.

Otro elemento que don Felipe ha considerado clave es la apuesta por "la utilidad del diálogo social y de los acuerdos entre todos los actores involucrados", en un momento en el que el Gobierno, la patronal y los sindicatos están negociando para tratar de lograr un acuerdo sobre la reforma laboral antes de que finalice el año.

El jefe del Estado ha transmitido este mensaje ante el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, el de Cepyme, Gerardo Cuerva, y el de Foment, Josep Sánchez Llibre, así como los líderes catalanes de CCOO y UGT.

En su séptima visita a Barcelona en lo que va de año, Felipe VI ha tenido palabras de elogio para lo que representa Cataluña, "una tierra de emprendedores y de iniciativas económicas y sociales que han favorecido el progreso y el bienestar de sus habitantes".

Una tierra, ha añadido, que ha sabido conservar las cualidades que la han caracterizado siempre, entre las que ha citado "la iniciativa, el espíritu emprendedor, el dinamismo, el compromiso y el bienestar de los ciudadanos".

Como en otros actos de carácter económico de los últimos meses, Felipe VI ha ensalzado la figura del empresario por ser "un ejemplo para el conjunto de los ciudadanos" gracias a su contribución a la generación de riqueza y empleo y como "transmisores de unos valores que también son imprescindibles para una sociedad fuerte y cohesionada".

"Soy muy consciente de las dificultades que tenéis en algunos momentos para desempeñar vuestra actividad y que, a veces, la figura del empresario no goza del reconocimiento que merecéis. Pero, igualmente, me consta que esto no altera vuestra vocación de emprender y de crear", ha apuntado.

El rey ha hecho extensivo su reconocimiento a Foment del Treball, considerada la patronal más antigua de Europa, fundada en 1771, y de la que don Felipe ha alabado "sus esfuerzos para aportar ideas y propuestas para seguir avanzando y progresando con fuerza".

Una de las medallas conmemorativas concedidas por Foment ha recaído en el presidente de la Fundación la Caixa, Isidre Fainé.

Del veterano empresario, el monarca ha enfatizado que "personifica las cualidades del catalán emprendedor y generoso, que siempre mira al futuro firmemente comprometido con su tierra y con el conjunto de España".

A la cena se han sumado los presidentes de Aragón, Javier Lambán, el de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig y el líder del PSC, Salvador Illa, entre otras autoridades.