EFECOMBarcelona

Impulsado por los buenos resultados de TSB, su filial británica, el Banco Sabadell ha multiplicado en 2021 su beneficio hasta los 530 millones de euros, frente a los 2 millones que ganó en 2020, cuando provisionó 2.275 millones por la pandemia, y ha adelantado un año el objetivo de rentabilidad de su plan estratégico.

TSB ha encadenado su cuarto trimestre consecutivo en positivo y ha aportado 118 millones a los resultados del grupo, en comparación con las pérdidas de 220 millones de 2020.

El consejero delegado del Sabadell, César González-Bueno, ha asegurado este jueves en rueda de prensa que la entidad no se plantea la venta de su filial británica y que todos los esfuerzos están centrados ahora en ganar rentabilidad y hacer crecer el balance.

El banco, que hace algo más de un año rompió negociaciones con BBVA para una posible fusión y decidió seguir en solitario, ha cerrado el ejercicio con una rentabilidad del 5 % y prevé un ROTE por encima del 6 % en 2022, lo que supone avanzar un año la consecución de los objetivos de su plan estratégico, que presentó en mayo de 2021.

"Hemos anticipado un año el objetivo de rentabilidad de nuestro plan y encaramos con optimismo el futuro de esta gran franquicia", ha subrayado González-Bueno.

El directivo también ha cerrado la puerta a la posibilidad de retomar una fusión con otra entidad: "Seguimos aburridísimos en cuanto a operaciones corporativas. No contemplamos el inicio de ningún proceso corporativo. No estamos implicados en ninguna situación que pueda llevar a cambios", ha dicho.

El máximo directivo del Sabadell ha afirmado que los buenos resultados del último ejercicio demuestran que el banco tiene cualidades que "no estaban siendo apreciadas por el mercado" hace unos meses, en un contexto de crisis aguda como consecuencia de la pandemia.

"El mercado ha vuelto a valorar las virtudes que se quedaron oscurecidas en un momento difícil de la economía (...). Había dudas sobre la viabilidad del Sabadell y sobre si su tamaño era un problema y se ha visto que no. Y esto ha llevado a ganar más confianza", ha apostillado.

A cierre de año, los ingresos del negocio bancario, que engloban el margen de intereses y las comisiones netas, han alcanzado los 4.893 millones de euros, un 3 % más que el año anterior, y el margen de intereses ha aumentado un 0,8 %, hasta los 3.425 millones.

Por su parte, los costes recurrentes han sumado 2.988 millones de euros, un 2,3 % menos que en 2020 por la mejora en la partida de gastos de personal en España y de gastos generales en TSB.

El Sabadell ha llevado a cabo este último ejercicio un importante ajuste de plantilla en España: en enero dio luz verde a la salida de 1.817 empleados mediante un plan de prejubilaciones y bajas voluntarias, y en octubre pactó con los sindicatos un ERE para 1.605 trabajadores.

En este sentido, González-Bueno ha descartado pedir "un esfuerzo adicional" a la plantilla, tras el ajuste realizado en 2021, y se ha mostrado convencido de que la entidad está "bien enfocada" para hacer crecer el balance y la rentabilidad.

El plan de eficiencia puesto en marcha por el banco supondrá unos ahorros anuales de 130 millones de euros en España: el 85 % de estos ahorros -110 millones- se materializarán en 2022.

El director financiero del banco, Leopoldo Alvear, ha remarcado que el banco ha ganado cuota de mercado en España y Reino Unido, ha aumentado la inversión crediticia y ha mejorado su posición de solvencia.

"La ejecución de los planes de eficiencia y los ahorros de costes han impactado positivamente en las cuentas del ejercicio y lo vamos a seguir observando en los resultados de los sucesivos trimestres", ha avanzado Alvear.

Banco Sabadell prepara un despliegue de su equipo de gestores especialistas, que llegarán a ser unos 1.200, para impulsar la atención a particulares y mejorar sus cifras de captación de hipotecas, seguros y productos de inversión.

Ésta es una de las líneas en las que trabaja la entidad bancaria tras detectar que los clientes demandan un apoyo especializado y acompañamiento para contratar estos productos, según ha explicado César González-Bueno.

La entidad ha llevado a cabo una prueba piloto en el último trimestre de 2021 y ahora prepara un despliegue a mayor escala que supondrá "una transformación radical" de su negocio de retail, ha afirmado.

Respecto a la atención que merecen las personas más mayores por parte de las entidades bancarias, González-Bueno se ha mostrado convencido de que "es necesaria una gran sensibilidad", ya que "la digitalización, que tiene grandes ventajas, nos obliga a estar más pendientes de los que tienen menos capacidad de adaptación a estas tecnologías".

En relación con Banco Sabadell, considera que los profesionales de su entidad "están muy formados y sensibilizados en la atención a las personas de más edad". "Tienen toda nuestra atención. Estamos insistiendo en que se les atienda adecuadamente y se les apoye en el servicio", ha remarcado.