EFEMadrid

El secretario general de la Comunidad Andina (CAN), Jorge Hernando Pedraza, apuesta por un relanzamiento de la organización cincuenta años después de su creación, con la vista puesta en una ampliación hacia Chile y Venezuela, países que ya estuvieron en sus orígenes.

"Los vientos soplan a favor" (de esa ampliación), afirma Hernando en una entrevista con Efe en Madrid, donde desvela que ha pedido al presidente chileno, Sebastián Piñera, "audiencia para buscar que Chile se reincorpore como miembro pleno" de la organización.

La CAN, fundada en Cartagena de Indias en 1969, estaba inicialmente formada por Bolivia, Colombia, Chile, Ecuador, Perú y Venezuela, y cubría toda la geografía de los Andes.

Chile salió de este organismo regional en 1976, durante la dictadura de Augusto Pinochet, aunque es miembro asociado desde 2006, año en que salió Venezuela, por decisión del entonces presidente Hugo Chávez.

"Algún día seguramente, si las circunstancias en la nación hermana de Venezuela, una vez supere por el camino de la democracia y naturalmente de la estabilidad social, sus dificultades, podamos tenerla también formando parte integrante de la CAN", dice el secretario general de la organización.

El exsenador colombiano Pedraza, en el cargo desde enero de este año, busca impulsar lo que él llama "la CAN del siglo XXI, que debe ser una organización que se convierta de nuevo en la líder del continente", en lo que llama "una segunda etapa", cincuenta años después de su fundación.

Para ello, apuesta por la integración regional como camino para mejorar el nivel de vida de los ciudadanos, "con desarrollo para los pueblos".

"La integración es un camino que permite facilitar mucho más el acceso a los medios, y desde luego, a políticas de Estado, que unifiquen sociedades y culturas para que lleguen a mejorar la calidad de vida", con un desarrollo "equilibrado" y "respetando la autonomía de las naciones", afirma Pedraza .

En este "relanzamiento" de la CAN se propone, en colaboración con los Gobiernos de los países miembros, mejorar las telecomunicaciones, las infraestructuras y el transporte, sin olvidar lo que llama la "economía naranja" (la relacionada con la tecnología, la innovación y la cultura) para facilitar las condiciones de acceso a los mercados, tanto dentro de la región, como fuera de ella.

Su objetivo, explica Pedraza, es aumentar sensiblemente las exportaciones de los países del organismo en 2019 por lo menos en un 10-12 %, hasta alcanzar al menos 135.000 millones de dólares.

"Esa fortaleza para que nuestros productos salgan a mercados mundiales va a permitir que tengamos naturalmente más empleo", lo que significará "una economía sólida" con "una mejor condición social en la ciudadanía andina", explica el secretario general de la CAN.

Pedraza, que ha estado de visita en España esta semana, explica que ha venido "a hacer una tarea de divulgación y de diplomacia activa", ya que en este país europeo es donde hay más ciudadanos andinos fuera de esa comunidad, cerca de 800.000, lo que lo convierte en "el primer país destino de la Comunidad Andina" fuera de la región.

Durante su estancia en España, el secretario general de la CAN ha participado en el Congreso Mundial del Derecho, ha visitado a los embajadores de todos los países miembros de la Comunidad Andina, ha mantenido contactos con la Cámara de Comercio de España, y ha firmado un convenio la Organización Iberoamericana de la Seguridad Social y de la Salud.

En cuanto a la celebración del quincuagésimo aniversario de la CAN, y en colaboración con la presidencia temporal que en la actualidad ejerce Perú, habrá un encuentro de los presidentes de los cuatro países integrantes el 26 de mayo en Lima, y antes habrá un evento empresarial en Bolivia entre el 7 y el 9 de mayo, y otros en Ecuador.

Falta por concretar con Colombia un evento que cierre el aniversario y Pedraza espera que sea en Cartagena de Indias, donde nació la Comunidad Andina.

Antonia Méndez Ardila