EFEMadrid

Los gimnasios y centros deportivos han perdido el 64 % de su facturación debido a la covid-19, lo que implica que estas empresas dejaron de ingresar unos 1.505 millones de euros por cierres y restricciones de aforos en los establecimientos entre abril de 2020 y marzo de 2021.

A pesar de estos datos y de ser uno de los sectores más afectados por las medidas adoptadas por las administraciones públicas para frenar la pandemia, el 87 % de los centros fitness ha desafectado a más del 80 % del total de sus trabajadores, según el informe elaborado por la consultora Valco en colaboración con la Universidad de Sevilla.

En cuanto a perspectivas de recuperación, el estudio, en el que han participado un total de 438 centros fitness de toda España, el 45 % de los empresarios cree que alcanzarán la normalidad operativa a partir del primer trimestre de 2022, mientras que el 33 % la retrasa a la segunda mitad del año que viene.

Para paliar esta situación, la Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones Deportivas (Fneid) ha reclamado al Ejecutivo medidas urgentes como el establecimiento de una deducción en cuota del IRPF por los gastos en servicios deportivos; o la reducción del IVA, del 21 al 10 %, para los servicios deportivos prestados a personas físicas.

"Esta última es una demanda histórica del sector que ahora más que nunca cobra especial relevancia al haberse evidenciado como servicio esencial para la salud", ha insistido desde Fneid, cuyo gerente, Alberto García Chápuli, ha considerado que las autoridades deberías promover y fomentar la práctica deportiva en lugar de penalizarla con tipos impositivos desincentivadores.

Además, el sector ha pedido que los centros deportivos y gimnasios estén incluidos en las futuras convocatorias de los fondos de recuperación de la Unión Europea con el objetivo de contribuir a transformar y recuperar una industria clave como es la prevención y mejora de la salud a través de la actividad física.

En un comunicado, la Fneid ha recordado que la industria cumple un importante rol dinamizador económico y laboral, puesto que es nicho de empleo para algunos de los perfiles actualmente más vulnerables en el mercado laboral, como los jóvenes.

Según datos de la federación, del total de los puestos de trabajo actuales del sector fitness, el 56 % es empleo joven y el 50 % empleo femenino.