EFECOMMadrid

El Tesoro Público español ha cubierto ya casi el 67 % de sus necesidades de liquidez para este año, tras colocar este jueves otros 3.964 millones de euros en bonos a tres y cincos años y en obligaciones a quince años, que en los dos primeros casos han salido a un interés en mínimo histórico.

Estos bonos a tres y cinco años han registrado un rendimiento aún más negativo que en la puja previa, lo que significa que España cobra aún más a los inversores que adquieran este tipo de deuda.

Del total de deuda colocada hoy, la mayor parte, 1.459 millones, ha salido en obligaciones a quince años (vida residual de 11 años), con un rendimiento marginal del 0,477 %, superior al 0,285 % previo.

Otros 1.285 millones de euros han sido en bonos a tres años que se han vendido a un interés del -0,448 %, aún más negativo que el -0,40 % previo, y en mínimos históricos.

Por último, el Tesoro ha colocado 1.220 millones en bonos a cinco años que han salido a un rendimiento marginal del -0,192 %, también más negativo que el -0,172 % de la puja anterior, y lo que supone asimismo un nuevo mínimo histórico.

El Tesoro situó el rendimiento de este tipo de deuda en negativo (-0,09 %) por primera vez el pasado 6 de junio.

En total, España ha venido en la puja de este jueves 3.964 millones de euros, aunque los inversores han solicitado deuda por valor de 6.659 millones.

De esta manera, la ratio de la subasta, que es la diferencia entre lo demandado y lo finalmente colocado, ha sido de 1,6 veces.

La subasta de hoy ha sido la segunda que el Tesoro ha celebrado esta semana, ya que el martes colocó otros 2.140 millones en letras a tres y nueves meses que también redujeron el interés hasta mínimos.

Ambas subastas se han celebrado en un contexto en el que las nuevas tensiones derivadas de la relación comercial entre EEUU y China ha llevado a los inversores a buscar refugio en la deuda soberana, lo que ha contribuido a reducir los costes de financiación.

"Además, se espera que los principales bancos centrales vuelvan a introducir nuevas medidas de estímulo para frenar la progresiva desaceleración económica", ha recordado el analista de XTB Joaquín Robles, para quien dichas medidas pueden volver a presionar a la baja las rentabilidades de la deuda soberana.

Con la emisión de hoy, el Tesoro ha colocado unos 81.664 millones de euros en deuda a medio y largo plazo en lo que va de año, lo que supone un 66,9 % de la previsión para todo 2019 (121.900 millones).