EFEMadrid

El Tesoro ha adjudicado este jueves 3.490,5 millones de euros en la subasta de deuda a medio y largo plazo, con intereses menores a la anterior puja de estos títulos y en mínimos históricos para todas las referencias, según fuentes del Ministerio de Economía.

Los bonos a cinco años situaron su interés en el mínimo histórico del - 0,172 %, algo más de ocho centésimas inferior al de la subasta del pasado seis de junio, cuando el Tesoro situó su rendimiento en negativo ( - 0,09 %) por primera vez.

La demanda de deuda a cinco años (títulos emitidos con un cupón del 0,25 % y vencimiento en julio de 2024) ascendió a 1.742,05 millones y se adjudicaron 825 millones, con lo que la ratio de cobertura -relación entre el importe solicitado y el finalmente concedido- fue de 2,11 veces.

En bonos a tres años el Tesoro colocó 1.178 millones con un rendimiento marginal negativo del 0,4 %, también mínimo histórico y que implica un abaratamiento de casi cuatro centésimas inferior al registrado en la subasta del comienzo de este mes, cuando se situó en el - 0,357 %.

El importe de bonos a tres años solicitado por los inversores se elevó a 2.210 millones, con lo que la ratio de cobertura fue de 1,87 veces. Estos títulos se emiten con un cupón del 0,05 % y vencimiento en octubre de 2021.

En la subasta de las obligaciones a quince años, el Tesoro ha adjudicado 1.487,53 millones con un interés marginal del 0,89 %, 0,585 puntos inferior al pagado a finales del pasado mes de mayo y el tipo marginal más bajo de su historia.

Los inversores demandaron 2.431,89 millones de obligaciones a quince años, emitidas con un cupón del 1,85 % y vencimiento en julio de 2035, con lo que la ratio de cobertura -relación entre el importe solicitado y el finalmente concedido- fue de 1,42 veces.

Para el analista de XTB Joaquín Robles, el Tesoro ha continuado reduciendo el tipo medio de deuda gracias a que se está "propiciando una mayor inversión en renta fija" por diversos motivos, que también ayudan a que la prima de riesgo siga en mínimos anuales, por debajo de 70 puntos básicos.

Entre los factores destacados por Robles que inciden en la evolución del mercado de deuda figuran "la incertidumbre sobre la guerra comercial, el Brexit e Italia", así como el "cambio de postura" en cuestiones de política monetaria anunciado del Banco Central Europeo y de la Reserva Federa, que "podría seguir favoreciendo unos bajos costes de financiación para la deuda soberana".

Economía también ha informado de que tras esta colocación ya se han emitido 73.800 millones de euros de deuda bruta a medio y largo, el 60,5 % del total de este ejercicio, que año asciende a 121.900 millones.

El Tesoro, que había previsto emitir entre 3.000 y 4.000 millones de euros en esas referencias de deuda en esta subasta, también ha informado de que el coste medio de la deuda en circulación ha bajado al 2,37 %, que en el caso del coste de emisión desciende al 0,49 %, en tanto que la vida media de los títulos en circulación crece a 7,52 años.