EFEMadrid

El Tesoro Público español ha lanzado este martes una emisión sindicada de deuda a 30 años que cuenta con una demanda inicial por parte de los inversores superior a los 20.000 millones de euros.

El Tesoro español ha lanzado esta emisión un día después de que los mercados bursátiles mundiales se vieran fuertemente afectados por el miedo a la expansión del coronavirus.

Esta alarma provocó la huida de los inversores de la renta variable a otros valores refugio como el mercado de deuda, donde la rentabilidad del bono español a diez años bajó con fuerza.

En este contexto de mayor apetito por la deuda pública, el Tesoro ha decidido lanzar su segunda emisión sindicada de 2020, una operación en la que un grupo de bancos coloca directamente la deuda entre los inversores.

La primera subasta sindicada fue el pasado 14 de enero y en ella España captó 10.000 millones de euros de un bono sindicado a diez años, con una demanda récord en la historia del euro, de casi 53.000 millones.

Según los datos de mercado recogidos por Efe, la subasta de este martes cuenta con un precio inicial de 89 puntos básicos por encima del "midswap", que es el índice de referencia en este tipo de operaciones.

Barclays, BBVA, Santander, JPMorgan, BNP Paribas y Crédit Agricole, son los bancos encargados de la emisión.