EFECOMMadrid

Las grandes empresas de logística prevén que a partir de abril comiencen en España los primeros problemas serios de desabastecimiento a causa de la crisis del coronavirus, lo que podría afectar a una cuarta parte de los pedidos negociados.

"Todavía no hay problemas de desabastecimiento. La fecha crítica es la primera semana de abril", ha explicado en una entrevista con Efe Francisco Aranda, presidente de la Organización Empresarial de Logística y Transporte (UNO).

Esta organización, con colaboradores o socios entre otros como Amazon, Mercedes-Benz, Seur, DHL, Ecotruck, Adecco, Swissport, UPS o Naturgy, calcula que a principios de abril pueden comenzar los primeros problemas de desabastecimiento al romperse la cadena de suministro, lo que podría afectar al 23 % de los pedidos.

Los sectores más sensibles al desabastecimiento son los del textil y alta tecnología, en donde se engloban los componentes y los artículos del hogar.

Ha explicado que la cadena de suministro no se ha roto todavía porque se está tirando del "stock" del año pasado y porque se han producido deslocalizaciones productivas de China. "La fábrica del mundo ya no está en China al cien por cien", ha subrayado.

Aranda ha destacado que los grandes sectores han aplicado ya planes de contingencia y han puesto en marcha nuevos fabricantes en otros países, además de activar el transporte aéreo, y que las mercancías se puedan transportar además de en cargueros en vuelos.

Tras incidir es que es muy importante utilizar el transporte aéreo para que no se rompa la cadena de montaje, el problema es que repercutirá en los precios, ya que "no es lo mismo traer un buque lleno de componentes que traerlos en varios aviones".

"El coste es diferente" y "no beneficia a nadie", ha dicho Aranda.

Asimismo, ha justificado la aplicación de suspensiones temporales de empleo (ERTE) en las fábricas porque "si falta un componente se rompe la cadena de producción y no se puede continuar", de manera que "la única solución es un ERTE".

Fuera de una fábrica, ha dicho, se puede hacer teletrabajo o aplicar medidas disuasorias como no viajar pero en una cadena de montaje es complicado, ha subrayado.

EL SECTOR DE LOGÍSTICA TRATA DE MINIMIZAR EL IMPACTO EN EL CLIENTE

Desde Amazon todavía no se ha detectado "ningún impacto en las operaciones en España".

En cualquier caso, según fuentes de esta empresa, están "monitoreando la evolución del brote de coronavirus" y "tomarán las medidas necesarias cuando sea apropiado".

Como precaución, Amazon trabaja con sus proveedores "para tener inventario adicional y mantener la selección de productos que buscan los clientes".

Asimismo, Amazon continúa "trabajando en estrecha colaboración con expertos médicos, públicos y privados", para asegurar que toman "las precauciones adecuadas".

De momento, Amazon está aplicando una "serie de medidas sanitarias preventivas para empleados, repartidores y transportistas" en sus instalaciones de todo el mundo.

FedEx, que se ha adherido a todas las regulaciones y pautas de las autoridades gubernamentales para la contención del coronavirus, ha señalado a EFE que las restricciones laborales y de viajes "pueden afectar a los envíos entrantes y salientes, desde y hacia las áreas afectadas, así como a los envíos que se muevan dentro de esas áreas.."

FedEx Express continúa con vuelos entrantes y salientes desde y hacia las zonas afectadas, según lo permitan las condiciones y restricciones locales, con las precauciones recomendadas en términos de salud y seguridad.

El grupo logístico Raminatrans, con unos activos registrados por valor de 82,1 millones de euros y una facturación de 121,2 millones, trabaja para que las consecuencias del coronavirus afecten lo menos posible a sus clientes.

Raminatrans hace hincapié en que este mes de marzo será "muy complicado", ya que algunos envíos que estaban previstos para embarcar por tren o barco se están solicitando por vía aérea.

Por ello, Raminatrans hará un seguimiento "de manera individual" de cada envío y solicitará "el mejor precio y servicio posible" de los vuelos, teniendo en cuenta la urgencia de recibir el producto.

Raminatrans ha destacado que, según ha informado la plataforma Alphaliner especializada en transporte marítimo, hasta el pasado 19 de febrero se han perdido más de 1,67 millones de teus (unidad de medida de capacidad inexacta del transporte marítimo expresada en contenedores) de capacidad de exportación de China desde las vacaciones del nuevo año chino.

LA CANCELACIÓN DE VIAJES DE ASIA AL NORTE DE EUROPA PODRÍA SEGUIR EN AUMENTO

El estudio realizado por Alphaliner revela que se han cancelado 33 viajes desde Asia al norte de Europa en las últimas cuatro semanas, lo que representa el 46 % de las salidas programadas. Una cifra que podría ir en aumento.

En este sentido, Alphaliner destaca que la cadena de suministro se ha roto en muchos puntos y que los fabricantes de todo el mundo se enfrentan a paradas más o menos prolongadas debido a la falta de componentes vitales, como le está ocurriendo ya, por ejemplo, al sector automovilístico.

ICP Logística, que ha enviado un comunicado a todo su personal prohibiendo los viajes a las zonas declaradas por la OMS como zonas de riesgo, ha señalado que "en principio no están afectados los suministros". Marta Lázaro