EFEMadrid

Más del 50 % de la innovación del 'core' (núcleo principal) de la red de infraestructuras 5G de Ericsson para todo el mundo se desarrolla desde España, donde la compañía ya ha comenzado con los trabajos para el 6G, según ha desvelado su presidente en España y Portugal, Andrés Vicente.

Para hacerse una idea, de las 180 redes de telecomunicaciones 5G que están desplegadas en el planeta, Ericsson -el principal proveedor mundial de esta infraestructura-, tiene 104. "De todas estas redes, el 'core" se ha diseñado en España", ha afirmado en una entrevista con EFE Vicente, nombrado recientemente presidente y consejero delegado de la tecnológica en Iberia.

Así, las redes 5G de Ericsson desplegadas en Corea, uno de los países más avanzados del mundo; las de EE. UU.; y de Europa se han diseñado desde uno de los tres centros de I+D que tiene Ericsson en España, concretamente el de Madrid, que es un laboratorio de referencia en el desarrollo de funciones de núcleo de red críticas para la red 5G.

El resto de estos desarrollos de 'core', Ericsson los hace desde Suecia, de donde procede la compañía.

Vicente, ex número dos de Vodafone España, ha puntualizado que estas 180 redes de telecomunicaciones son de 5G con estándar 'non stand alone', es decir, que se apoyan sobre la anterior generación móvil, la del 4G.

Sin embargo, desde España no solo se crean los desarrollos para el núcleo de la red "non stand alone", sino que también para la red con estándar "stand alone" - 5G 100 %- que de momento en Europa solo tiene Alemania.

De las 11 redes desplegadas en el mundo con este estándar 100 % 5G, 7 son de Ericsson. Salvo la de Alemania, el resto están en Asia y EE. UU.

Desde estas instalaciones de Madrid, que este año han cumplido su 35 aniversario, se desarrollan productos y servicios desplegados por más de 300 operadores en más de 180 países; se investiga y lidera la estandarización de arquitecturas de red; y se contribuye a la generación de patentes esenciales para el grupo Ericsson.

En los próximos 2 o 3 años, se prevé que el foco de este centro siga siendo el 'core' 5G, pero también las soluciones de "Edge computing" (computación al borde) para dar soporte al “internet de las cosas” y soluciones de empresa.

Ericsson tiene en España otros dos centros de I+D, uno en Málaga, donde trabajan 220 ingenieros y otro en Barcelona, con más de 80.

5G 100 % EN 2022

En España, se prevé el despliegue del 5G "stand alone" para 2022, ha apuntado el directivo, que no quiere acotar más en el tiempo.

Lo que sí vaticina es que si a día de hoy el 3 % de los datos que circulan en España son 5G, a finales del 2022, el porcentaje se situará en torno al 20 %.

No se atreve a ser tajante en sus previsiones para 2022, aunque sí en las de 2027, cuando calcula que los tráficos 5G en España y Europa serán del 87 %.

La velocidad de adaptación del 5G en España será un 20 % más rápida que la del 4G, ya que los terminales han llegado antes, ha apuntado. Actualmente, hay 1.066 modelos de terminales 5G de distintas marcas por todo el mundo.

"Solo en el tercer trimestre del año, el tráfico fue mayor que el que se produjo desde el nacimiento de la telefonía móvil hasta el 2016. Esto es lo mismo que decir que en un trimestre se generó más tráfico que en 20 años", ha añadido.

Las inversiones en esta tecnología son importantes teniendo en cuenta que todas las grandes tendencias del mundo contarán con el 5G.

Para promoverlas, es necesario un cambio de regulación en Europa que "actualmente está orientada a rebajar el precio final del producto". En una Europa hay 400 operadores, mientras que en China, tres.

De este modo, el modelo de negocio de los operadores es difícil de sostener y, desde el punto de la inversión es "nocivo", ha advertido.

Ericsson prevé crecer en 2022 a niveles de un dígito, en dos en este sector es complicado.

"Hasta que no se resuelva el problema con la regulación, las empresas que participan en la misma cadena de valor que los operadores" se verán afectadas.

Belén Molleda